martes, 23 de febrero de 2010

¿Inexperiencia o falta de talento?

Crítica: Cuentos de Terramar


Cuentos de Terramar ya nacía con polémica: Iba a ser dirigida por Gôro Miyazaki, hijo del gran Hayao, y para más inri esto generaría un conflicto padre-hijo en el que el maestro daría completamente de lado el debut de su primogénito no participando en ningún aspecto del proyecto.

Y todo esto teniendo en cuenta que la película iba a realizarse en el Studio Ghibli, propiedad de Hayao Miyazaki. Así que hubo una doble moral en esta historia: Es verdad que Hayao se opuso a que su hijo, completo inexperto en la animación, se pusiera al frente de una superproducción. Sin embargo resulta paradójico que aún oponiéndose, no lo hiciera hasta las últimas consecuencias, es decir, desestimando que la película la realizase él ya que iba a hacerse en su propio estudio poniendo en juego la economía de la compañía. Parece ser que fue persuadido por otros responsables del estudio, espeialmente por un Toshio Suzuki que puso mucho empeño en sacar adelante Cuentos de Terramar bajo la dirección de Göro, sabiendo como responsable de que la película fuese rentable, que un apellido como el suyo llamaría mucho a los espectadores y abarrotaría las taquillas. Merecía la pena intentarlo.


Sin embargo pese a Miyazaki padre el proyecto salió adelante. Y si bien no se puede decir que fuese un fracaso (tuvo un magnífico rendimiento en la taquilla nipona, como casi todo lo que toca Ghibli. Aparte, la película no es mala. Recalco esto) sí se puede hablar de diversas carencias que como película se le podrían criticar. Ya digo, la película no me parece mala, pero podría haber dado mucho más de sí y se nota que tenía mimbres que Gôro Miyazaki no supo remachar ni aprovechar. ¿Fruto de su inexperiencia o falta de talento? El tiempo lo dirá.

¡ATENCIÓN!
A partir de aquí esta crítica puede contener detalles del argumento de Cuentos de Terramar, así que te recomiendo que si no has visto aún la película, no sigas leyendo el artículo. En cualquier caso, señalaré claramente las partes que revelan cosas concretas del argumento: Son las que aparecen en color rojo.

UN GUIÓN INCOMPLETO

La película guarda muchos altibajos, pero lo peor no es eso sino que los bajos son más numerosos que los momentos álgidos lo que evidentemente termina pasando factura a una historia no del todo bien desarrollada.


El director parece dar por supuesto que conocemos la saga literaria de Úrsula K. Le Guin y nos cuenta una historia solo explicada parcialmente, dando por hecho que conocemos cosas que no tenemos por qué conocer. Así no está demasiado clara la explicación del por qué Arren mata a su padre al principio de la película ni de dónde proviene esa dualidad de su personalidad. Y más grave todavía resulta no conocer más profundamente de dónde viene Gavilán, por qué es un archimago tan importante y cuál es su especial relación con Ténar, algo que se desarrolla en los libros pero que la película no termina de ensamblar.

La pareja de Arren y Therru es una de las más desaprovechadas del cine de animación, de eso no tengo duda.


Me da la sensación que Gôro quiso hacer una especie de Princesa Mononoke adaptado a la historia de Terramar. El devenir de la relación entre Arren y Therru recuerda mucho, a grandes rasgos, el que hay entre San y Ashitaka solo que peor narrado.

Ashitaka es el héroe con problemas propios que salva San, pero San desprecia su ayuda aparentemente. Incluso el final de Terramar en cuanto a esta relación termina de forma parecida, con el distanciamiento de los protagonistas y la promesa de volver a verse.


Con todo, la película tampoco es ninguna catástrofe, se termina explicando en líneas generales y contiene muy buenos momentos como la lucha de Arren con los lobos (si revisáis la primera película de Takahata y Miyazaki de 1969 Las aventuras de Hols, Príncipe del Sol descubriréis una escena muy parecida a la que Gôro homenajea), la canción de Therru, el sueño de Arren en el que lucha consigo mismo o ese final apoteósico con un Lord Cob desencajado.

UNA BUENA ANIMACIÓN, AUNQUE CON ALGÚN "PERO"

La animación de la película es buena y tiene poco que envidiar a otras producciones de esta época, aunque sea infrautilizada y no explote ni la mitad de sus posibilidades. Unos escenarios bonitos que recrean una ciudad llena de vida aunque con ciertos toques de decadencia, quizás por esa continua luz de atardecer y un montón de gente andando de un lado para otro.


En momentos clave está más o menos a la altura, como ese final espectacular con un Lord Cob sin ojos, tambaleándose, realmente tétrico y que recuerda a los personajes tenebrosos de Tim Burton en Pesadilla antes de Navidad. Además hay detalles muy buenos, algunos con ayuda del 3D (perfectamente integrado en la animación tradicional como ya ocurriera en las películas de los últimos años como Chihiro, Mononoke o El castillo ambulante) como esos "vuelos" de cámara a toda velocidad.

El "pero" es la animación de los personajes. Gôro Miyazaki no se aleja del estilo de su padre, sin embargo incluye un aspecto muy característico en la expresión de sus personajes que queda algo raro y resulta hasta feo, y es cuando expresan una gran rabia. Los animan añadiéndoles unas líneas en la cara que resultan antinaturales en este diseño de personajes "made in Ghibli" a los que ese detalle les confiere una personalidad que se aleja de lo que en general transmite la película y la elaboración de estos personajes. Rompe un poco el esquema de estilo del Studio Ghibli.


La ambientación también es bonita, con sus colores amarillentos, apoyada por la banda sonora a la que en mi opinión le faltan toques de piano que envuelvan más ampliamente la acción y al espectador (algo habitual en el cine de Hayao con Joe Hisaishi que realmente hacen ganar fuerza a las películas) en favor de una épica gaita tocacada por el español Carlos Núñez. Suena un poco a nostalgia, pero acompañan perfectamente la decadencia de los escenarios y sobre todo la ciudad.

No se puede obviar que a Gôro Miyazaki le falta bastante para ser un gran director, pero sí se puede decir que su debut no es malo, tampoco bueno, pero hay que entender que era un novato ante un proyecto bastante grande en el que muchos podrían haber patinado más que él.

Recomendable, aunque sin muchas expectativas.


En pocas palabras

LO MEJOR
  • Una buena animación, buen uso del 3D integrado en las clásicas 2 dimensiones. Gracias a esto sobrevolar Terramar resulta bastante espectacular.
  • Bien ambientada, termina dejando mejor sabor de boca de lo que parece a simple vista.

LO PEOR
  • Un guión excesivamente forzado que no explica del todo bien lo que pasa.
  • A Gôro Miyazaki se le ve blando en la dirección, coge ideas de todos sitios y homenajea sin parar a su padre, pero carece de un estilo definido que le da un aspecto demasiado formal al film. Tan formal que puede llegar a aburrir.
  • Personajes poco definidos y faltos de carisma.



NOTA Generación GHIBLI (sobre 10): 5,9



.

11 comentarios:

Carlos (Sr. Chow) dijo...

En general coincido contigo, compañero. La película no acaba en el desastre pese a sus problemas y hay que reconocer el valor de Goro al enfrentarse con este proyecto. Veamos qué hace en la próxima, que supongo que la habrá.
Saludos.

Álvaro dijo...

Es que hasta un absoluto novato en el anime si le respalda todo un equipo ya bien formado como es el del Studio ghibli, no le dejarán hacer un mal trabajo (y eso que en Japón lo de las jerarquías parece llevarse muy a rajatabla y seguro que le dieron bastante rienda suelta). Pero por encima también está el productor, que si en algún momento vio que la cosa se desviaba demasiado pondría todo en su sitio.

Pero yo a Gôro, por lo visto en el making of y tal, me parece un hombre tranquilo y dispuesto a aprender, no se le ve un arrogante que quiera imponer sus ideas a pesar de acabar de entrar en la profesión. Seguro que fue consciente y se dejó aconsejar, porque sino creo que la cosa hubiera sido mucho peor de lo que terminó siendo 'Gedo senki' con sus lagunas y demás.

Es una película buena para lo que es el mundo de la animación, regular para lo que es el nivel del Studio Ghibli pero muy digna pese a sus fallos.

Yo que la vi por primera vez en el limitadísimo estreno en cines que se hizo en Madrid, salí con muy buena sensación porque esperaba encontrarme algo peor tras leer las críticas que salían de Japón. Después ya con el DVD que he tenido oportunidad de verla unas cuantas veces más, pues la veo una película correcta sin más.

Eso sí, con los elementos con los que jugaba podría haber sido infinitamente mejor. Eso lo coge Hayao Miyazaki y lo convierte en obra maestra.

Yo confió en que una de las vías de futuro de Ghibli pueda ser Gôro Miyazaki, pero tiene que foguearse en la animación y no entrar como un elefante en una cacharrería.

Carlos (Sr. Chow) dijo...

Jajaja, cierto. Interesante lo del "cómo se hizo", pero como no me compré el DVD (obvio, pues no me gustó mucho la peli) no he podido verlo. A ver si encuentro baratita la edición especial para que no me importe demasiado pillarla.

De todas formas, hasta me alegra un poco que Miyazaki no cogiera el proyecto y se dedicara a otra cosa, porque la saga Terramar no me llama mucho.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Nunca la he leído, ¿está bien?

Anónimo dijo...

Es buena, algo diferente y un poco dificil de comprender.Es un gran logro para un novato y los esenarios recuerdan a la antigua metropolis de Roma en el mercado.
mas que incompleta yo diria con 'misterios'

Miguel Ángel dijo...

Acabo de leer tu crítica. Me parece muy acertada. Espero que pronto llegue su siguiente obra que ha tenido mejo recepción por parte tanto del público como de la crítica, "Desde la colina de las amapolas". Parece que junto con Yonebayashi son el futuro de Ghibli, me gustaría que saliera un "tercero en discordia".

Skyler dijo...

A mi si me gusto mucho cuentos de terramar, desde mi punto de vista, de las peliculas Ghibli queda en tercer puesto, claro que siendo novato Goro cometió muchos errores, pero si bien no explican muchos detalles de la historia, los libros de Ursula son extremadamente largos, y cabe mencionar que ni el mismo Hayao Miyasaki explico todo muy comprensible mente en el Castillo Vagabundo, falto ampliar hay las platicas de Calcifer y Shopie y hubo muchos detallitos también que faltaron, además de los finales ghibli, salvo el hecho de la separación tan insipida de Theru y Arren, estuvo mejor trabajado que de costumbre, pero ya veremos, espero una mejoría en "Desde la colina de las amapolas" ojala llegue pronto

Anónimo dijo...

Es verdad que este film tiene varios fallos, pero siendo sinceros, ¿Que película de Ghibli no los tiene?
Como la contextualización de la historia, muchas otras obras nos dejan incógnitas sobre el origen de los personajes: ¿Qué es Totoro? ¿Que le pasó al linaje de Sheeta? ¿por qué Porco Rosso es un cerdo?
Y recordemos que muchos finales de Ghibli (sin meternos con los desenlaces de sus historias) no siempre terminan "bien"

¿Y que tiene de malo que algunos detalles "rompan esquemas" de este estudio?
¿No es acaso la originalidad de cada film proveniente de Ghibli lo que nos llama la atención? Me encantó mucho la animación de los rostros expresivos de los personajes, dejan sentir muy bien el miedo, odio y hasta la locura que expresan en cada escena.

Ademas me parece injusta la critica hacia su poco parecido a otras obras de Ghibli y que al final (teniendo en cuenta que es la PRIMERA película de Gorō) se resalten de mala gana los muchos homenajes al padre del director y que todavía no tenga un "estilo definido" (¿Hay que recordar que su primer proyecto de este tipo?)

En lo personal fue mucho de mi agrado esta obra, tanto animación como historia, a pesar de sus obvias deficiencias y aun cuando yo no esté del todo familiarizado con la saga de libros en la que se basa esta película.

Espero que Gorō Miyazaki siga adelante y en algún futuro sea igual o, incluso, mejor que su padre.

David dijo...

Yo nunca he leido los libros y sin embargo esta pelicula me encanto, debo decir que soy fiel seguir de Ghibli y me parece que se ha sido un poco injusto con la nota. Lo unico que si me molesto un poco fue que no se explico nunca porque Arren mato a su padre, pero de ahi pues nada mas. Una ambientacion estupenda, una banda sonora genial, una animacion buenísima y una batalla final increíblem a mi parecer una película magica.

Álvaro dijo...

@David:

Esta crítica la escribí en 2010, pero básicamente sigo opinando lo mismo (también aquí influyen mucho los gustos personales, y eso no es malo en absoluto). He visto la película muchas veces, antes y después de escribir esto, y sigo viéndole las mismas carencias de guión, que son su principal fallo.

De todas formas, concuerdo totalmente contigo en que la banda sonora es estupenda, y la animación desde luego no desmerece.

¡Un saludo, gracias por escribir!

Anónimo dijo...

Alguien tiene idea de por qué Arren mató a su padre?

Publicar un comentario

¡Comenta!