jueves, 1 de diciembre de 2016

Escenarios Ghibli: La habitación de Howl, en 'El castillo ambulante'

Arte de fondos míticos de películas de Studio Ghibli

Uno de los escenarios más recordados de la filmografía de Studio Ghibli es la barroca habitación de Howl en El castillo ambulante (Hayao Miyazaki, 2004). Su compleja estructura sobrecargada y su detallismo extremo no pasaron desapercibidos. Merece la pena detenerse a observar con detalle cada uno de sus rincones.













Los directores de arte de la película fueron Yôji Takeshige y Noboru Yoshida como principales responsables de estos escenarios, bajo la dirección de Hayao Miyazaki.

Puedes seguir los escenarios de todas las películas de Studio Ghibli cada día en nuestro Twitter bajo el hashtag #EscenariosGhibli y también en nuestro Facebook.


______________________________________________________







Studio Ghibli, la animación japonesa 
que lo cambió todo
El origen de Studio Ghibli
Ya a la venta nuestros dos libros
que narran la historia completa
de Studio Ghibli y todas sus obras




·   ·   ·
sigue en...





.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Generación GHIBLI, finalista de los Premios Bitácoras 2016

El ganador se sabrá el viernes 25 de noviembre

Tras siete años de constante crecimiento, y gracias a los votos de todos vosotros, este humilde blog ha sido nominado por primera vez como finalista en los Premios Bitácoras, uno de los más importantes que se otorgan a los blogs de habla hispana, en la categoría de Mejor Blog de Arte y Cultura. Y además, a lo grande: en primera posición. El ganador, elegido por un jurado de expertos, se sabrá el viernes 25 de noviembre en una ceremonia de entrega de premios que se podrá seguir en streaming a través de Bitacoras.com a partir de las 20:00 horas (horario peninsular español).


No me gusta mucho hablar del blog en sí, porque es más interesante centrarse en su temática, la difusión de todo lo relacionado con Studio Ghibli, pero hoy sí quería agradeceros y por eso voy a hacer una pequeña excepción.
Generación GHIBLI nació a finales de enero de 2010, hace ya casi siete años. Yo llevaba ya varios años apasionado por todos los trabajos de Studio Ghibli, y por esa época por fin empezaba a moverse un poco el tema en España con la edición de sus películas por parte de Aurum (ahora EOne Films Spain). Era el año en el que se preparaba el estreno en Japón de Karigurashi no Arrietty (Arrietty y el mundo de los diminutos) y había mucha ilusión y expectativas ante un film que pretendía asegurar el futuro de la compañía con el debut de un prometedor director como Hiromasa Yonebayashi.


Yo no tenía ningún conocimiento informático más allá de lo normal, simplemente me gustaba escribir, difundir y me gustaba Studio Ghibli, así que pensé que crear un blog en español sobre mi afición era buena idea. No tenía ninguna pretensión y, de hecho, pensé que lo empezaría y en cuanto dejara de tener el tiempo que por entonces sí tenía, seguramente quedaría un poco olvidado entre mis prioridades (típico entre los que inician un blog, seguro que esto os suena).


No quería que mi blog se pareciera a los demás así que, pese a no tener conocimientos específicos, estuve las semanas previas a que se pusiera online leyendo intensivamente tutoriales acerca de cómo personalizar una web, lenguaje HTML, etc. Fue un poco caótico, a base de ensayo y error y noches sin dormir, poco a poco le fui dando un aspecto que, si bien no era (ni es) perfecto, sí tenía personalidad propia. Y eso era lo que quería. De alguna forma, y pese a estar en el entorno informático, fue un proceso bastante artesanal. A día de hoy, aunque quizás no parezca muy ortodoxo, se mantiene la base de lo que "diseñé" por entonces.
Puede que los diseños web actuales sean mucho más bonitos y más profesionales, pero Generación GHIBLI es sobre todo, un blog de contenidos. Y mientras sea funcional, creo que su propia personalidad puede más que un diseño frío y parecido al de otros blogs. No encontrarás un blog similar a Generación GHIBLI visualmente, y eso es algo que me gusta. Aunque parezca anticuado. Pero es que Studio Ghibli es atemporal, y este blog también debe serlo.


Los más "viejos" del lugar reconocerán
estas cabeceras, las primeras que tuvo el blog

Generación GHIBLI no nació al calor de ningún otro blog, empresa, ni tenía ningún apoyo en particular, todo lo que se ha conseguido ha sido a base de ofrecer algo que le gustara a la gente, y que me gustara a mí. Es decir: a mí nunca nadie me ha pagado por hacer el blog, ni siquiera he utilizado nunca publicidad en él pese a que su nivel de visitas lo permitiría más que de sobra en la actualidad. No estoy en contra de ello, simplemente no ha surgido todavía la mejor oportunidad sin que perjudique al visitante, la imagen del propio blog y su total independencia.
Por eso me he podido permitir escribir lo que he querido. Siempre. He alabado lo que me parecía bien y he criticado lo que me parecía mal, aunque a alguna distribuidora no le gustara mucho esto. Pero soy un aficionado, empecé esto para promover el conocimiento de Studio Ghibli en nuestro idioma, y no podría hacerlo de otra manera. Rara vez encontraréis en Generación GHIBLI una noticia que simplemente sea una noticia, porque esto no es un blog solo de información, es también de opinión.



Muchas veces, por la dimensión alcanzada, se compara a Generación GHIBLI con otros blogs de noticias sobre anime y manga (magníficos muchos, los cuales admiro, he colaborado con ellos y tienen grandes equipos y grandes personas, a algunos los he podido conocer en estos años) pero tampoco es justo. Esto fue, es y sigue siendo un blog personal. Aunque ha colaborado gente de forma puntual que ha aportado muchas y muy buenas cosas, en los blogs "grandes" de noticias tienen equipos, dirección, redactores, etc. Generación GHIBLI siempre lo he hecho yo de manera personal, no por nada en particular, simplemente es la premisa con la que lo inicié. No me pidáis que funcione como un blog grande de noticias, porque esto funciona por mi pasión por el tema y mi forma de abordarlo, no tengo ningún grupo de redactores que rastreen noticias para publicar, ni hay ningún gran medio detrás. Publico lo que me gusta, lo que creo que es de interés, lo que me da tiempo, lo que promueve el conocimiento de las películas de Studio Ghibli, frases que me gustan, curiosidades, imágenes que me dicen algo y que creo que os pueden gustar.

A finales de 2012 así estaban las redes sociales del blog
A día de hoy, somos más de 46.000 en Twitter y más de 122.000 en Facebook
Increíble

Lo hago de forma relativamente ordenada y, por supuesto, trato de manteneros al tanto de todas las novedades alrededor de Studio Ghibli, pero no soy una agencia de noticias ni un redactor al que le mandan escribir un artículo sobre un tema. Escribo lo que quiero, como quiero y lo intento hacer de la mejor manera posible, bajo mis propias directrices.

Esta fue la imagen de fondo del blog en sus inicios en 2010

Que Generación GHIBLI haya llegado a ser una comunidad tan grande lo habéis hecho vosotros. A partir de mi trabajo, pero en definitiva, vosotros sois Generación GHIBLI. Y eso me hace estar especialmente orgulloso. Cuando comencé el blog en aquel frío mes de enero de 2010 apenas lo conocían las 10 ó 15 personas a las que se lo había comentado en Studio Ghibli Forum, un foro en el que participaba activamente los años previos a la creación del blog, y en el que realmente me aficioné a Studio Ghibli y podía compartir mis opiniones, conocer más sobre el tema y contactar con gente que también le gustara (por cierto, hace un par de años conocí por fin a su administrador, Javi "Kamui", nunca se imaginará lo importante que fue su foro para mí, aunque lo he dicho en más de una ocasión).



Pero todo tiene sus luces y sus sombras, aunque lo importante es tener tranquilidad en lo bueno y sobreponerse a lo malo. Cuando comencé no esperaba nada, tanto es así que cuando en los primeros meses el blog creció más de lo que esperaba me entró un poco de pánico. Me gusta hacer las cosas bien, y sentía que quizás no estaba preparado para hacer un blog que fuera leído de forma un poco más amplia. En esos primeros días recuerdo recibir el apoyo de una web que ya era grande por entonces, Ramen Para Dos, y creo que eso fue el detonante para que algunas personas más de las esperadas se pasaran por aquí. No es nada comparable a lo de ahora, no sabría decir el nivel de visitas de entonces, pero quizás eran entre 50 y (como mucho) 100 en un día, lo que me parecía una barbaridad. Hoy, el blog recibe miles de visitas de todas partes del mundo.



Me dio tanta inseguridad que tuve que apartarme un poco, también empujado por la vida, que no siempre te da el tiempo que te gustaría para tus aficiones. Pero sí es verdad que empezaba a sentirme un poco Kamaji, el esclavo de las calderas de El viaje de Chihiro. Empezaba a sentir una excesiva obligación por algo que hacía por afición. Y ese es uno de los mayores enemigos del que hace un blog de forma desinteresada. Nunca puede convertirse en una obligación. O, al menos, hay que saber llevarla.


Durante varias semanas, en el año 2011, me aparté. Nunca lo dejé de lado del todo, no dejaba de ser mi afición y las películas de Studio Ghibli me seguían provocando tales sentimientos que tenía la necesidad de que llegara a cuanta más gente, mejor. Me parecía (aún hoy me lo parece) que era injusto que esas películas fueran ignoradas por tanta gente. Me gusta pensar que lo que aporté acercó el trabajo de Studio Ghibli a gente que nunca se lo había planteado, o que habían visto solo una o dos películas, y no sabían qué relación tenían, y a través del blog descubrieron que había muchas más maravillas por ver.

Novatos en eventos por entonces, en ExpOtaku Almería 2014

Después llegó Marta (la recordaréis por algunos magníficos artículos publicados aquí, y como coautora de mis dos libros), que aunque ya hace más de dos años que no forma parte del blog, su paso fue importante. Si no recuerdo mal, fue a finales de 2011 cuando contacté con ella por primera vez. Generación GHIBLI tenía cierta estabilidad y se había hecho un hueco en el tema, y de vez en cuando me llegaban e-mails de gente. Marta me escribió sobre el Salón del Manga de Barcelona de ese año y vi en su forma de expresarse, que podía tener cualidades para colaborar. Y así lo hizo, primero puntualmente y luego de manera un poco más continuada. Fue una aportación importante, tanto aquí como en lo personal.
En ese tiempo hubo varias colaboraciones puntuales, como las de Miguel Ángel, Esther o Lilith Reina A., entre otros. A todos les agradezco que dedicaran aunque solo fuera un momento de sus vidas a escribir y a difundir aquí.


El gran punto de inflexión se produjo entre 2014 y 2015, con la salida de mi primer libro Mi vecino Miyazaki surgieron diferentes oportunidades, el blog seguía creciendo mucho (y cuando digo mucho, es mucho: prácticamente se doblaba el seguimiento de un año a otro, y por entonces el seguimiento ya era alto). La interacción más directa con la gente gracias a eventos, presentaciones y demás le dio otra dimensión, aunque la esencia siempre ha sido (y sigue siendo) la misma. Yo me sigo sentando aquí, delante del ordenador, a escribir y me sigue emocionando encontrar una novedad sobre Studio Ghibli y contarla, opinar, analizar, conocer vuestros puntos de vista. A veces en el blog, a veces en las redes sociales. Esto es Generación GHIBLI y es genial que tantos años después siga siendo ese pequeño rincón donde a los que ya nos gusta Studio Ghibli podamos seguir sabiendo cosas; y a los que no, conozcan algo nuevo.


Un blog que nace para difundir un tema minoritario y termina llegando a miles de personas, ese es para mí el verdadero éxito de esto. Que tú estés leyendo esto ahora mismo, para mí es increíble . Como lo es que miles de personas hayan comprado los dos libros que he escrito hasta ahora sobre el tema, como lo es que cientos de personas hayan decidido venir a ver lo que decía en presentaciones o charlas, algo impensable cuando aquel 30 de enero de 2010 le dí al botón de "Publicar" yo solo, en mi habitación, con mis cosas, sin que nadie lo supiera.


Han pasado siete años desde los inicios, hoy rememoro todo esto con la excusa de la nominación a los Premios Bitácoras 2016, pero yo el premio ya lo tengo cada día. No niego que a veces es duro, a veces te gustaría no estar encadenado a un blog que exige atención continua para que funcione como a mí me gusta que funcione (porque soy muy autoexigente), pero sinceramente no lo cambiaba porque puedo transmitir algo que me apasiona, y que sé que a otros muchos les sirve. No estamos hablando de simples películas de un estudio de animación: son obras que nos han marcado y que, en muchos casos, nos han ayudado a ver la vida de una forma diferente cuando todo nos parece demasiado complicado, o no vemos la salida. Eso nos transmite Studio Ghibli, y eso pretendo transmitir yo con Generación GHIBLI.


Quiero terminar dando las gracias y pidiendo perdón. Perdón a los que alguna vez no he podido contestar en e-mails, comentarios, mensajes, etc. Perdón a los que alguna vez me propusieron algo y no pude llevarlo finalmente a cabo, o no supe. Perdón si alguna vez os decepcioné. Os aseguro que los errores que haya podido cometer nunca han sido con mala intención. Si habéis leído todo el texto, entenderéis por qué a veces no he podido abarcar todo, incluso cosas que parecían sencillas. Simplemente, a veces no se puede. Son muchas cosas, solo soy una persona haciendo esto en mi tiempo libre, me encanta lo que hago y me sabe mal no poder atender a todo el mundo como en los inicios, cuando podía ir uno a uno comentando y explicando lo que fuera. Lo intento hacer, pero cuando la cosa se trata de cientos de mensajes y miles de visitas, no siempre es fácil. Os aseguro que lo intento, porque me pongo en la piel del que me comenta algo, porque yo soy un aficionado más, y sé que me gustaría que me contestaran, que me dijeran que les gusta el fan art que he hecho, o el vídeo que he realizado, o el tatuaje que me he hecho, y que me lo publicaran. No siempre puedo, aunque sí puedo decir que veo todo lo que escribís y mandáis, la mayoría de las veces os contesto. Pero entendedme, si me dedicara a los mensajes no podría actualizar las redes sociales, no podría escribir una entrada en el blog, buscar la información, aparte de las mil cosas relacionadas con el blog que hay. Y eso, sin contar que, aunque parezca mentira, tengo una vida también. Y con retos personales muy importantes que debo atender.


Sé que es complicado que leas todo esto, pero gracias por el esfuerzo a ti, que lo has hecho. Queda aquí para que, si alguien le interesa entender un poco lo que hay detrás de algo llamado "Generación GHIBLI", es esto.


Soy Álvaro López Martín, soy de Madrid, tengo 31 años, soy un aficionado que vio por primera vez El viaje de Chihiro en televisión alrededor del año 2003 durante unas vacaciones y me marcó profundamente, como ninguna otra película lo había hecho hasta entonces. Por entonces tenía solo 18 años, apenas tenía acceso a Internet, no sabía ni siquiera dónde acudir para saber más sobre esa película tan especial. Tuvo que pasar un tiempo hasta que estrenaran en cines El castillo ambulante. Fue lo que me hizo recordar la magia que me hizo sentir El viaje de Chihiro, y quise ir. No tenía a nadie que quisiera ir a ver al cine una película de animación japonesa y finalmente fue mi hermana mayor quien, a regañadientes, aceptó. No sabe lo importante que eso fue para mí. Aún recuerdo su comentario tras ver la película: "Es una película de dibujos de las que echan en televisión en la sobremesa". A mí me había maravillado.


Y ahí sí, busqué en Internet algo más sobre el director. Descubrí quién era Hayao Miyazaki, qué era Studio Ghibli. Descubrí el Studio Ghibli Forum, el foro en el que de verdad me aficioné y pude ir, poco a poco, descubriendo todas las demás películas. Además, para mí fue un periodo espectacular, recuerdo perfectamente que fue en concreto durante unas vacaciones de Semana Santa de 2006 quizás, en las que empecé a ver cada día buena parte de las películas de Studio Ghibli. No había casi ninguna editada en España, así que las conseguí como podía, algunas con una calidad de imagen y de subtítulos más que cuestionable. Pero me maravillaron.


En 2007 fue emocionante que llegara a España Cuentos de Terramar. No se vio en casi ningún cine, pero yo tuve la suerte de poder ir una tarde de invierno al centro de Madrid con un amigo que había conocido en el foro (y al que no volví a ver, por cierto... ¿estás por ahí? xD).
A partir de 2008 llegó la gran noticia de que Aurum iba a distribuir el catálogo completo de Studio Ghibli en España por primera vez. ¡Las películas que tanto adoraba y que tanto había visto en condiciones pésimas, por fin iban a llegar dobladas y en buena calidad! Por entonces ya empezaba a fijarme en Studio Ghibli Weblog, de otra de las personas que marcaron profundamente mi afición como es Manu Robles. Tampoco olvido a Salva Navarro, de Blog Visual, que probablemente es junto a Manu, la única persona que recuerdo que estuvieran desde los inicios e incluso antes, en el foro. Y siguen aquí. Los pude conocer brevemente en persona, lo cual fue importante para mí. Siempre que puedo agradezco eso, porque son una especie de punto de anclaje con mis inicios en esto, y no quiero que se me olvide nunca cómo empezó todo. Por muchos años que pasen.

Manu Robles, Marta y yo, en el Salón del Maga de Barcelona, en 2014

Hoy se entregan los Premios Bitácoras 2016, es la primera vez que se reconoce la labor de este blog. No creo que haya muchas posibilidades de salir premiado, pero para mí el premio es estar ahí. Yo ya siento reconocido mi trabajo solo con saber que muchos os molestásteis en votar para que fuera nominado. Pero, sobre todo, el premio es que estéis aquí, leyendo esto, como he dicho.
Gracias a todos por acompañarme en este viaje que parecía una anécdota en 2010, una locura en 2011, una incertidumbre en 2012, una ilusión en 2013, una realidad en 2014, algo importante en 2015 y un orgullo en 2016.


Para 2017 estoy preparando mi tercer libro con Diábolo Ediciones, esta vez para analizar en profundidad El viaje de Chihiro, y estoy tremendamente ilusionado. Con el blog, con las posibilidades, con el libro, con vosotros, con mi vida. Con todo. Pero 2017 no será el año de la ilusión. 2017 será el año para que disfrutemos juntos.

Gracias por tanto. Gracias por todo.


______________________________________________________







Studio Ghibli, la animación japonesa 
que lo cambió todo
El origen de Studio Ghibli
Ya a la venta nuestros dos libros
que narran la historia completa
de Studio Ghibli y todas sus obras




·   ·   ·
sigue en...





.