lunes, 15 de febrero de 2010

¿Por qué Ponyo no está nominada a los Oscar?

La película de Miyazaki se quedó fuera de la lucha por la estatuilla

Voy a recoger el testigo de una interesante reflexión que lanzaba Ackmanu en su blog acerca de la no nominación de Ponyo a los premios Oscar de Hollywood para lanzar mi opinión al respecto. Y es que uno no llega a entender muy bien por qué Ponyo no está nominada como Mejor Película de Animación en los Oscar y sí lo está, por ejemplo, Tiana y el Sapo que no parece aportar nada al panorama de la animación más allá de la decisión de Disney de volver a la animación tradicional, cosa que por otra parte nunca debió dejar de hacer. Eso sí, la marca de Disney pesa mucho. Muchísimo. Tanto que esta compañía tiene dos nominaciones en la categoría con Up, más que favorita al premio final que no solo opta a esta categoría sino a otras de la máxima importancia como son Mejor Película y Mejor Guión Original.


Las otras "agraciadas" con la nominación a mejor película animada han sido Coraline, Fantastic Mr. Fox y El secreto de los Kells que parecen meras comparsas para el triunfo definitivo de la en mi opinión sobrevalorada historia de Pixar sobre un niño gordito y un anciano.

Ponyo es una buena película por mil razones, tanto técnicas como argumentales. Pero yo voy a decir que Ponyo es una buena película por una razón que creo que es aún más fundamental: Es una película con alma, con encanto. El encanto del que carecen la mayoría de películas de animación de grandes estudios que se hacen actualmente, fijando mi mirada muy particularmente en el cine de animación 3D que parece imponerse en estos tiempos dando de lado un arte tan vigente como es la animación tradicional. Creo que son dos formas de hacer animación que pueden convivir perfectamente, pero el hecho de que la principal industria (la estadounidense) la esté desterrando da que pensar y sobre todo empuja a reivindicar que la animación tradicional tiene muchas virtudes como para seguir apostando a lo grande por ella.


¿Que el argumento de Ponyo es simple? Sí. Pero una película no se construye solo en su argumento, sino en cómo lo desarrolla. Y aquí Miyazaki vuelve a mostrar una sensibilidad fuera de lo común a la hora de hacer cine. Muestra el cómo una película de planteamientos sencillos puede llegar al espectador. Ya lo hizo con Mi vecino Totoro consiguiendo uno de sus mejores films (y su planteamiento no tenía más misterio que un padre y dos niñas pequeñas que se mudan a una casa de un pueblo) y lo ha vuelto a hacer con Ponyo, un escalón por debajo de ésta pero muy por encima de la media del cine de animación que se hace actualmente.

Ponyo no es lo mejor de Miyazaki, pero sí Miyazaki es actualmente único en hacer cine de animación que transmite sensaciones de verdad, un auténtico contador de historias que transmiten algo y no son solo un cúmulo de argumentos obvios mil veces vistos, chistes con doble sentido con ese condescendiente guiño a los adultos y miles de píxeles que no dicen nada, personajes estereotipados y que sospechosamente cada vez se parecen más unos a otros en diferentes películas.


Durante muchos años el cine de Miyazaki fue dado de lado por Hollywood y tuvieron que pasar hasta 18 años desde el estreno de su primera gran obra Nausicaä para que se le reconociera con una nominación que se convertiría en premio Oscar para El viaje de Chihiro en 2002. Y esto sin olvidar que mucho tuvo que ver el que Disney se metiera por medio para distribuir su cine y la Academia estadounidense quiso recompensar en buena parte al distribuidor.

El cine mundial le debe mucho a Hayao Miyazaki, uno de los cineastas más destacados de la historia, y qué menos que reconocérselo a estas alturas tras haber superado el ser ignorado fuera de Japón durante muchos años. Por esta y por las demás razones ya dichas, la nominación de Ponyo en el acantilado a los Oscar este año era casi obligada. No ya por el premio en sí, que realmente todos sabemos que no es un reconocimiento exacto de la mayor calidad, sino por el fuerte eco que tiene simplemente una nominación en la expansión de una película.

Y es que aunque nos pese, el cine de Miyazaki y del Studio Ghibli sigue necesitando del empuje de la industria para ser aceptado a nivel internacional y librarse de los prejuicios hacia el cine de animación japonés que sigue existiendo en occidente ya que no puede competir en campañas mundiales de márketing.

Es triste que el dinero y la publicidad puedan con las buenas historias. Pero es así.

Ya lo decía el propio John Lasseter, director y fundador de Pixar: "Es raro encontrar en una película alguna idea nueva. En las de Miyazaki encuentras 8, 9 ó 10 ideas nuevas que a nadie jamás se le habían ocurrido antes".


.

4 comentarios:

Qwert dijo...

Hola Álvaro, soy Ghibliano del foro de Ghibli. ¡Felicidades por tu flamante blog! Ojalá actualizara yo el mío alguna vez...

Lo que comentas y que ya discutimos por allí lo volví a pensar cuando hace unos días vi "Tiana y el sapo". Es una película que por sus cualidades no merece una nominación; la historia, la ambientación y la banda sonora (y esto es grave) son bastante mediocres. Sin quitarle los méritos a Ghibli, no llego al extremo de creer que Disney no tiene su propia magia y encanto capaz de encandilar al público infantil. Pero que una obra que pasa sin pena ni gloria, que no emociona como las grandes obras de los 90 y que al fin y al cabo no es más que un correcto y prometedor retorno al estilo clásico del estudio (ya de paso podrían premiar a Ponyo por lo mismo, aunque a lo mejor es mucho pedir :D)se lleve esa mención dejando de lado una obra como la última de Miyazaki, que sin ser de hecho de sus mejores películas tiene más contenido, más alma (ya salió la palabreja) y más arte en conjunto que un cuento de hadas descafeinado, me pone de los nervios.

Pero en fin, sólo son los Oscar.

Álvaro dijo...

Hola! Pues tienes el honor de ser el primer comentario del blog, que ya es algo importante :) Yo no creo que sea capaz de someterme a ver Tiana y el Sapo porque sinceramente no me llama nada la atención. Y ojo, no niego la magia de Disney ya que yo, como casi todos, he crecido viendo sus películas y admirando sus mitos. El Rey León marcó mi infancia!

Y es cierto, sólo es un Oscar: Para bien, porque como premio artístico cada vez vale menos; pero también para mal, porque es el único capaz de hacer que directores como Hayao Miyazaki tengan el reconocimiento mundial que merecen. Y aunque parecza mentira a estas alturas aún Miyazaki y Ghibli necesitan ser reconocidos por Hollywood para que su cine entre de verdad en la sociedad occidental. Chihiro ya fue un enorme paso, pero se necesita alguno más.

Oscar dijo...

Hola Alvaro

Mi nombre es Oscar Rosique y soy de barcelona y me parece muy interesante tu blog. ya que me gusta ghibli desde bastante tiempo aunque no estoy tan al dia como vosotros. ;)

Solo queria anotar, si es posible, una cosa sobre la opinion que has dado por la cual Ponyo no salia en la entrega de los oscars. Según tenia oido Ponyo se la pelicula ha sido emitida en cines en america este año 2010 en lugar del verano del 2008 que salido en japon si no voy errado... Con ello queria decir que a lo mejor si eso fuera cierto la pelicula no podria aparecer como nominada ya que por norma las pelicuals han de ser emitidas en USA ( a parte de la parte de promocion correspondiente y bombo que se le da a la pelicula)

Espero que ponyo le den un oscar por lo buena y tierna que es... lo que me preocupa es que la cancion de ponyo que aparece en la version americana es muy tecno ( http://www.youtube.com/watch?v=_bYDtPcRMlg) y no tiene nada que ver con la que penso Miyazaki.. Segun he oido la cancion la penso para que los padres se la cantaran a sus hijos mientras los bañan.... y te puedo asegurar que a mi hija le encanta.

Un saludo y buen trabajo

Álvaro dijo...

Bueno, ya contesté a Oscar por el e-mail que me mandó acerca de este asunto, pero resumiendo 'Ponyo' se estrenó en EE.UU. el 14 de Agosto de 2009, por lo que entraba de pleno derecho en la carrera por la estatuilla en cuestión de periodo de estrenos.

Incluso llegó a estar pre-seleccionada, aunque finalmente no obtuvo la nominación.

Publicar un comentario

¡Comenta!