viernes, 26 de febrero de 2010

¿Quién es Hayao Miyazaki? (Parte II)

Primeros pasos en Toei y primer gran varapalo

Si aún no lo has hecho, te invito a que leas la primera parte "¿Quién es Hayao Miyazaki? (Parte I)"
Si ya lo has hecho, aquí vamos con la continuación:

Ya con el título en la mano entra por fin a trabajar en Toei Dôga (posteriormente Toei Animation), el estudio más importante, en 1963. Miyazaki no tenía gran idea de animación y hasta entonces solo había dibujado aviones, pero el talento era innato. Con solo un breve curso previo, entró directamente a trabajar.


Sus inicios fueron desde la parte más básica de la animación, como intercalador o dibujante entre movimientos (el que hace los dibujos secundarios en una animación, vamos). Eran unos tiempos en donde la animación daba sus primeros pasos en Japón y los métodos eran un tanto arcáicos.

Pronto su gran talento no pasa desapercibido y en Toei advierten de la gran capacidad del novato Miyazaki para crear diseños de personajes e idear líneas argumentales. Dicen que pese a que su puesto era de los más bajos, no paraba de dar ideas sobre las películas en las que trabajaba a los máximos responsables. Por ejemplo, esto se percibe notablemente en alguna secuencias de El gato con botas de 1968, una de las películas más populares del estudio.


En su juventud Miyazaki ya era un idealista. Secretario General del Sindicato, por aquella época lideró las protestas contra la explotación de los trabajadores en la propia Toei. ¿Adivináis quién era el vicepresidente del sindicacto? Efectivamente, Isao Takahata. Es entonces cuando ambos jóvenes empiezan a labrar una fructífera amistad en la que comparten muchas ideas.

En aquellos mismos años conoce a Akemi Ota, una animadora de Toei con la que se casaría dos años después.

En 1965 Isao Takahata, animador ya muy considerado en Toei y con proyección de dirigir su primera película, llama a su amigo Hayao Miyazaki para que colabore en su primera gran obra, Las aventuras de Hols, Príncipe del Sol. Las dificultades son tales que el proyecto empieza a correr peligro cuando se está realizando, pues la solvencia económica se tambalea y la ambición de los dos jóvenes es demasiado elevada.


Miyazaki es entonces cuando cree que será su última oportunidad de participar en un largometraje, su gran sueño desde que vio Hakuja Den en el cine, y al ver que ese sueño se derrumba decide hacer un pacto con Takahata: Terminar la película sea como sea y cueste lo que cueste. ¡Y vaya si costó! Perdiendo toda la confianza de Toei, una ingente sangría económica e innumerables problemas de producción... para por fin estrenarla tres años después de iniciarse, en 1968.


El fracaso de la película es sonado, Toei apenas la promociona, la gente no va a verla, y Miyazaki y Takahata son automáticamente relegados a puestos menores hasta que poco después, en 1971 son despedidos. Parecía el fin de su carrera y sus sueños de crear un cine de animación diferente. Precisamente pasado un tiempo, Las aventuras de Hols se convierte en todo un referente para siguientes generaciones de animadores que ven en ella todo un oceáno de nuevas ideas, innovación y renovación en el estático panorama de la animación japonesa, que parecía cada vez más centrarse en las series de televisión y no tanto en el cine. A día de hoy es considerada la película precursora del anime japonés actual.


[Continuará...]




.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Comenta!