viernes, 16 de julio de 2010

Adiós, Yoshifumi Kondô (I)

Sentido homenaje de Takahata al fallecido director de 'Susurros del corazón'


El 21 de enero de 1998 a las 4:25 horas de la madrugada en el Tokyo Tachikawa City Hospital, fallecía por un aneurisma Yoshifumi Kondô a los 47 años de edad. El director de Susurros del corazón, película que ayer cumplió 15 años de su estreno, nos dejó así con probablemente el suceso más triste en los 25 años de existencia del Studio Ghibli hasta ahora.


Un trabajador ejemplar, amigo personal de Hayao Miyazaki e Isao Takahata, al que le llegó su gran oportunidad de dirigir una película y que encima le salió una magnífica primera obra. El futuro le sonreía pero por desgracia la vida se le escapó seguramente por su excesivamente esmerada dedicación, la misma con la que dejó su huella en Lupin III, Las aventuras de Panda y sus amigos, Ana de las Tejas Verdes, Conan el niño del futuro, Sherlock Holmes, Nicky la aprendiz de bruja, La tumba de las luciérnagas, Porco Rosso, Puedo escuchar el mar, Pompoko, La Princesa Mononoke y por supuesto Susurros del corazón. En el 15º aniversario de esta película me gustaría recordar su memoria.

Yoshifumi Kondô

Yo supe de su fallecimiento casualmente cuando en 2006 vi por primera vez Susurros del corazón. Me sorprendió, de hecho Susurros del corazón fue una de las películas de Studio Ghibli que más me llegó en un primer visionado. Desconocía casi totalmente todo lo que puedo saber ahora sobre el estudio, por lo que sentí una gran emoción al comprobar que una película no dirigida por Hayao Miyazaki era tan brillante.



Realmente me dolió descubrir que al buscar algo sobre su director, éste había fallecido hace unos años. Leí su historia y me pareció realmente triste e injusto. Desde entonces para mi Mimi wo sumaseba tiene un aura aún más especial, valoro con más intensidad si cabe lo que hizo Yoshifumi Kondô porque si algo nos dice la forma en que se fue de este mundo es que lo dio todo por su trabajo, por expresar todo lo que ha expresado con sus diseños, sus animaciones, sus narraciones...

Me consuela saber que su trabajo será inmortal. No sé si en algún momento él fue consciente de lo felices que haría a muchísimas personas en todo el mundo. Pero realmente es así. Y el mejor homenaje que se le puede hacer es disfrutar de lo que hizo, porque precisamente lo hizo para que nosotros lo disfrutáramos.




Cuando hace un tiempo leí la última despedida que le escribieron Isao Takahata y Hayao Miyazaki a Kondô se me quedó grabado en la memoria, me impactó. Y cuando puse en marcha este blog, el cual no sabía hasta donde podría llegar (sigo sin saberlo), una de las cosas que siempre quise hacer es publicar una entrada con esos homenajes traducidos al español.

Por suerte esas palabras están traducidas al inglés y del inglés se puede hacer una aproximación creo que bastante fiel al texto original en nuestro idioma. Yo con todo el cariño del mundo he intentado adaptar al español lo más entendible y fielmente posible esas palabras tan especiales para trasladaros ese sentimiento que contienen y que siempre me emocionan cuando las leo.


Esto es lo que escribió Isao Takahata para despedirse de su amigo Yoshifumi Kondô:

____________________________________________________________



Isao Takahata, leyendo sus palabras en el funeral de Kondô


____________________________________________________________

Elogio


Yoshifumi Kondo-san, que falleciste tan de repente. No puedo aceptar tal injusticia. No me he acostumbrado a esta realidad todavía. Cuando vi tu escritorio, Kon-Chan, sentí que solo estabas lejos, y que ibas a estar sentado allí mañana como de costumbre.

Aún así, es cierto que no volverás más, por lo que tengo que llorar.

Yoshifumi Kondo-san, tenías un talento fuera de lo común. Fuiste un gran animador, diseñador de personajes y supervisor de animación. Has dejado muchos logros y fuiste muy aclamado por tu trabajo en la dirección de "Susurros del Corazón" y "Sorairo no Tane" [spot televisivo].

Kon-chan, ahora recuerdo cómo la canción de Don Gabacho en "Hyokkori Hyoutanjima" decías "Incluso si hoy no es bueno, todavía nos queda mañana" convirtiéndola en algo más positivo desde el original "Si hoy no es bueno, lo vamos a hacer mejor mañana". Lo usé en "Recuerdos del ayer". Tú siempre quisiste ser positivo y estar al lado de la justicia social.

En el estudio estabas empezando a asumir una posición de líder entre todos los miembros del personal como un miembro de alto rango.

Tenemos mucha gente aquí que admira una personalidad como la tuya y la de tus obras. Muchos jóvenes se han inspirado en tus obras y han elegido esta profesión por ti. Pero tú todavía tenías 47 años. No era el momento para que te marcharas. Hay muchos cosas que querías o tenías que hacer, en tu vida y en tu trabajo. 

¿Por qué las cosas resultan ser de esta manera? Todo el mundo está enfadado y no puede dejar de sentir pena, pero tú deberías ser la persona que siente más el pesar.

Permíteme hablar de asuntos personales. Egoístamente, todos los recuerdos volvieron a mi mente cuando me enteré de que te desmayaste el 26 del mes pasado [Diciembre de 1997]. ¡Cuánto he dependido de ti! ¡Cuánto me has ayudado! Si no fuera por tu gran talento, gran esfuerzo y duro trabajo, y antes de eso, si no hubieras decidido trabajar conmigo, no habrían existido "La Tumba de las luciérnagas" o "Recuerdos del ayer".

¿Has notado, Kon-chan, que cuando hiciste una escena en "Las aventuras de Panda y sus amigos. Lluvia en el circo", los personajes tenían el desayuno por la mañana en la azotea después del diluvio? Estabas libre de preocupaciones, vivo y brillante. Tenías entonces 22 años de edad. Llegaste a ser mejor y mejor en un corto período de tiempo, y después de que hicieras un gran trabajo en "Conan, el Niño del Futuro" te pedí trabajar como diseñador de personajes y en la supervisión de animación. Eso fue cuando tenías 28 años. 
 
Fuimos a la Isla del Príncipe Eduardo juntos para buscar localizaciones [para "Ana de las Tejas Verdes"]. Muchos libros de fotografías sobre la isla se han publicado en estos días, pero no tengo una foto del Driad de Primavera que vimos y sacamos del agua con nuestras propias manos -lo dijimos y nos sonreímos el uno al otro- ¿Cuándo fue? Viniste a mi casa y estuvimos, a través de muchos ensayos y errores, con el diseño de personajes. Descartamos el dulce diseño de niña que encarnaba su amor por Ana y finalmente se decidió por una niña delgada, de grandes ojos, casi esquelética. Pero a medida que avanzaba la historia, la Ana flaca creció sorprendentemente hasta ser una joven alegre y hermosa, con clase, como fue escrito en la novela original. Era muy parecido a tu personaje sofisticado, Kon-chan. Tus personajes como Ana y Setsuko en "La Tumba de las Luciérnagas" influenciaron fuertemente a los personajes de anime más adelante. Creo que debes haber estado muy orgulloso de ello, aunque nunca mencionaste nada. 

La imagen con el sentimiento, el movimiento con la emoción y la única persona que podía dibujar una imagen así. Kon-Chan era esa persona para mí. Cada vez que se enfrentó a una nueva tarea, yo confiaba en tu talento, dependía de él. Y en el duro y largo viaje, egoístamente creímos que haríamos florecer su talento al mismo tiempo, y que se podría obtener la alegría y el orgullo de una gran obra con el tiempo. Cuando pienso que el duro trabajo podría haber acortado tu vida, no sé qué hacer. 

Cuando eras joven, Kon-Chan, estabas muy delgado. No hablabas mucho, no comías demasiado y tú te mantenías tranquilo. Sin embargo, tu animación era muy viva. Sufriste una enfermedad grave, pero se te veía más sano en estos días. A pesar de que todavía estabas tranquilo, empezabas a hablar más y, sin embargo, también escuchabas más a los demás. Y estabas buscando tu propio nuevo camino en tu trabajo, y estabas a punto de pisar un nuevo terreno.

Te encantaba tu trabajo, e incluso después de la operación estabas preocupado por el trabajo, hasta el final. Cuando pienso en tus lamentos, no me es posible encontrar una palabra para enviártela. 

Kon-Chan, de verdad gracias por tu gran trabajo. Estoy seguro de que tu obra continuará para vivirla, ser amada e influenciar a la gente.

Isao Takahata
23 de enero de 1998

__________________________________________________________

















La traducción del japonés al inglés es de Ryoko Toyama, mostrada en Nausicaä.net


.

4 comentarios:

Salva Navarro dijo...

Pues si, leyendo éstas palabras toma aún más carisma la persona de Yoshifumi Kondo. Me parece todo un detalle por tu parte la entrada Álvaro.


Como bien has dicho, siempre nos quedará su obra, que no es poca, dentro de lo que cabe. En mi caso, al igual que a ti me encantó Mimi wo sumaseba, tanto la historia, como el modo de contarla, como su banda sonora...una pequeña gran obra de la que podemos disfrutar siempre que queramos.

Aunque pueda resultar chocante, ésta gente se deja la piel por sus obras, por dar lo mejor de sí mismos, y eso hay que tenerlo muy en cuenta (si no me equivoco, éste hecho marco precedente en Ghibli y desde entonces se toman muy en serio lo de los descansos entre horas de trabajo -si no, corrígeme si me equivoco Álvaro, que lo mismo no es por éste caso).

En fin, allá donde éste, espero que pueda ver que el tiempo pasa, pero su obra sigue tan fresca como siempre.

Álvaro dijo...

@Salva_Navarro:

Lo que siempre me dará más pena de esta historia es todo lo que le quedaba por hacer, su carrera como responsable máximo no había hecho más que empezar, era sin duda el elegido para continuar la filosofía del Studio Ghibli y abrir el abanico de directores principales definitivamente.

Desde entonces, es cierto, que se impusieron unas normas en Ghibli para evitar que sus trabajadores se excedieran en el trabajo y de hecho es cuando más seriamente Miyazaki se planteó su retirada.

En el mismo proceso de producción de 'Arrietty' ya tuvimso detalles de que los trabajadores de Ghibli tenían obligatoriamente que pasar por sus casas una vez al día y había un horario límite hasta el que trabajar por la noche.

Yo creo que fue un hecho crucial en la manera de trabajar del estudio lo que sucedió con Kondô, tengo la impresión de que antes de eso estaban haciendo esfuerzos sobrehumanos con cada película, en algunos "making of" de películas anteriores se puede comprobar que el sistema de trabajo no era sano. Y es que la calidad de las películas de Ghibli de un modo tan artesanal, eran imposible hacerse si no había un esfuerzo descomunal detrás.

Pero bueno, mirando al futuro ahí tenemos a Hiromasa Yonebayashi, que encarna un poco la esperanza de la nueva generación de directores ya que es el primero que realmente se ha formado en Ghibli durante toda su carrera.

chibisake dijo...

La verdad es que Takahata ha logrado emocionarme de una manera enorme con el texto que le dedicó al fallecido Kondo. Adoro Ana de las Tejas Verdes y Conan, el Niño del futuro (de este anime tengo la box con la serie completa, de Ana desconozco si existe :( ), dos grandes clásicos de la animación infantil.

Álvaro dijo...

@chibisake:

Es un poco descorazonador lo que pasó con Kondô, porque el que fuera víctima del propio trabajo que todos disfrutamos hace pensar acerca de la dureza del mismo, de lo poco que lo valoramos a veces... No sé, es una mezcla de emociones.

Qué voy a decir yo de 'Ana de las Tejas Verdes' y 'Conan, el niño del futuro'!! Probablemente mis dos series favoritas de anime clásico (y puede que de todas las que he visto, aunque es difícil comparar clásicos con series de nuestra generación).

De 'Ana de las Tejas Verdes' existió una caja con los 50 episodios en DVD a 19,95 €. Ofertón... pero ya lleva un tiempo descatalogada e imposible de encontrar. Ahora se sigue vendiendo en algunos sitios (cada vez menos), separada en 2 temporadas (25 episodios cada una) a 29,95 € cada "temporada" que es como salió a la venta inicialmente.

Vamos, que la serie completa hubo un tiempo que costó 20 € y ahora vuelvo a costar los 60 € de cuando la sacaron. Yo me hice con los DVDs antes de que sacaran la edición "barata" aunque lo amortigüé un poco con las rebajas en su momento.

Aún con todo no me arrepiento en absoluto porque es una auténtica joya de serie. Y eso que la edición es de lo más cutre, la típica de Planeta Junior que por no tener no tiene ni idioma japonés, ni subtítulos. Eso sí, el doblaje es bastante bueno.

Publicar un comentario

¡Comenta!