domingo, 17 de febrero de 2013

'Ponyo', explosión de colores

El significado de los colores en la película de Hayao Miyazaki

Explosión de colores. Ésta sería una de las maneras de definir una de las virtudes de las obras de Studio Ghibli. Pero, centrándonos más en una obra en particular, Ponyo en el acantilado sobresale por ello. Podríamos decir que su composición pictórica forma pequeños cuadros por cada escena de la película. Pintar con azul o amarillo va más allá de un capricho o del gusto personal de Miyazaki. Lo que queremos demostrar a continuación es que la elección entre colores es algo compleja por todo el conjunto de significación que arrastrará detrás.


Situándonos en contexto, Ponyo en el acantilado explica la historia de un pececillo que quiere convertirse en un humano. La historia combina el territorio marino con el terrestre. Por primera vez vemos a Hayao Miyazaki enfrentándose a la explicación y creación de la vida marina, ya que estábamos acostumbrados a verlo desenvelejar mundos terrestres, ciudades, y en especial, bosques y montañas. Como habíamos visto en otras obras, la naturaleza es explicada desde su estado pasivo hasta su punto más feroz. 


Tanto en La Princesa Mononoke como en Nausicaä, el bosque es un lugar temido porque es peligroso. En Ponyo ocurrirá lo mismo ya que el gran huracán que se desata se muestra con temor y violencia, pero encontramos en él un punto de belleza. Como Ponyo está más dirigida a un público infantil, la explicación mágica y bella de un tsunami (algo que un niño no entiende cómo funciona) con la metáfora de las olas y los peces gigantes es fantástica. Recordemos que sólo Sosuke es capaz de ver las olas como peces. Todo aquello que nos podría provocar terror desaparece por un sentimiento de fascinación por la fuerza y grandeza del mar, puro estilo Miyazaki. 


Siguiendo con la línea de que es una obra dirigida a un público más infantil y observando el aspecto pictórico de las imágenes, vemos una diferencia en Ponyo respecto a otras obras anteriores. La textura de sus colores son planas con un juego de sombras más sencillo y el trazo del dibujo es más redondeado. Esto no debe desprestigiar la obra, ya que, como decíamos, podría estar hecha así para que los niños identificasen más rápido las imágenes y asocien antes los colores con conceptos. 


¿Colores y conceptos? Aunque pueda parecer una fábula, los estudios demuestran que, por lo general, las personas asociamos los colores a conceptos determinados a causa de nuestra educación y cultura. Podemos encontrar varias teorías y estudios, pero en términos generales todos suelen coincidir en los significados básicos. Acogiéndonos a la teoría de Eva Heller en su libro Psicología del color, observemos a continuación como, con los colores de la vestimenta de los personajes principales de Ponyo, podemos descifrar muchas cosas sobre ellos. 


A Ponyo la asociamos con el color rojo, porque es el que predomina más en su personaje, y el blanco. El rojo conlleva calidez, pasión y actividad física. Esto responde a la parte más grande de su personalidad ya que es una chica dinámica, activa e inquieta por sus desatadas pasiones y curiosidades que es lo hace que se cree la historia de la película. El color blanco simboliza aquello puro o la inocencia, la cual es indudable en este personaje. 


Por otra parte, la semejanza de Ponyo con La Sirenita de Disney es más que significativa. Esto no quiere decir que una sea la copia de la otra, ni tampoco que sean películas iguales, ni mucho menos, ya que cada una enfoca el discurso hacia una dirección diferente. Pero la coincidencia de colores es importante. El color asociado a Ariel es el rojo, el de la pasión desatada (comparte un carácter parecido con Ponyo), conjuntamente con el violeta, que se asocia con la figura femenina, y el verde. El acorde cromático del rojo y el verde es muy importante, tanto en una obra como en la otra, ya que estos dos colores juntos se asocian con la vitalidad y la energía de la juventud. Además, son complementarios realzando las composiciones. Otra película que utiliza mucho este acorde es Amélie, para todos aquellos que la recuerden. 


En Ponyo el rojo se representa en ella misma, y el verde lo encontramos tanto en la naturaleza como en el mar. El color del agua no sólo es azul sino que, en la obra, siempre tiene matices verdosos; sobre todo en las escenas submarinas. Este aspecto, como en la mayoría, va más allá del significado que pueda dar el color, ya que el verde en el agua se utiliza para dar un colorido más natural y, en según qué casos, se exagera para crear una crítica contra la suciedad de los mares. 


Ponyo se complementa con Sosuke, que está representado con el marrón y el amarillo. El marrón, que nos podría parecer un color aburrido y sucio, al juntarlo con colores cálidos se vuelve acogedor (Sosuke es el primero que ofrece ayuda y resguardo a Ponyo cuando es un pececillo arrastrado por la marea). El amarillo es su color principal porque es más alegre, contrarresta la seriedad del marrón y porque, junto al naranja y al rojo, crea diversión, principal objetivo de las vivencias que vemos en este par de amigos. 


El azul y el blanco de la madre de Sosuke, Lisa, representa el carácter serio y sereno de la figura adulta. El azul es el color de las cualidades espirituales, al contrario del rojo de la pasión. Con esto no quiero decir que Ponyo y Lisa se tengan que llevar mal, sino lo contrario, ya que se demuestra algo obvio: la contrariedad que se crea entre la mentalidad de un niño y la de un adulto. El azul, junto al verde y al rojo, despierta simpatía, efecto que Lisa crea en el espectador, aparte de que sea una madre adorable con su hijo. En este sentido, es normal que los niños vistan colores más cálidos y alegres para reforzar su carácter jovial y los adultos asuman colores más fríos situándolos así en una posición más seria. 


Como hemos podido observar, sólo con los colores (sin ver la película antes) podríamos saber los rasgos y el carácter de los personajes en términos generales. Por lo tanto, entre la elección de azul o amarillo hay un mundo. ¿Os imagináis a Ponyo vestida de amarillo o azul? ¿Creéis que el personaje sería el mismo?



_________________________________________________







································································································································

Generación GHIBLI sigue en:

  


.

8 comentarios:

Carlos Hernández Sánchez dijo...

Gran reflexión sobre la estética de la película... ciertamente, los pequeños detalles como la elección de los colores hacen las grandes obras maestras!

Yurika dijo...

wow que interesante articulo, despues de leerlo me doy cuenta de que tienes toda la razon jaja y no, no me la imagino con otro color despues de leer todo eso, ahora entiendo muchas cosas, gracias ^^

Álvaro dijo...

@Carlos Hernández:

Desde luego, el cuidado de Ghibli en los detalles para mí es una de las claves de su éxito. Un gran cúmulo de detalles es lo que marcan la diferencia de sus películas respecto al resto :-)

@Yurika:

La verdad es que sí, repasándolo en términos de estudio del color, hay ciertos aspectos que cobran aún más sentido si cabe en 'Ponyo' (y seguro que si repasamos mentalmente, en todas las demás del estudio, encontramos aspectos psicológicos y de personalidad de los personajes en sus colores predominantes). Es curioso.

franalfredo dijo...

Articulo muy curioso y muy bien realizado¡Felicidades Esther!

Por cierto Alvaro,¿nuevo fichaje para el blog?

Álvaro dijo...

@franalfredo:

Ehm... ya veremos xD En todo caso Esther ya ha aportado algo interesante, continúe colaborando o no ^^

Patrick Saura dijo...

¡Tenéis que publicar más cosas así! Es interesantísimo, en serio. Gracias! :)

Lilith dijo...

¡Por si le faltaba algún otro matiz a Ghibli, emplean además la "psicología del color", hale! :D siempre me han interesado este tipo de asuntos, lo que no podía imaginar es que Ghibli también los empleara en sus películas, aunque viniendo de unos genios tan sublimes como ellos, tampoco resulta extraño.

¡Interesantísimo artículo y enhorabuena a Esther! a partir de ahora, miraremos cada filme del Studio con otros ojos... Así a bote pronto, se me ocurre que Shizuku (Mimi wo sumaseba), vestía mayoritariamente de amarillo y rojo/rosa y Seiji - Álvaro con colores más "neutros" tipo blanco, gris y algo de azul o verde a lo sumo, ¿qué opináis? ;-)

esther dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y me alegra mucho que os haya gustado el artículo! :D

Siempre he pensado que estudio ghibli es muy minucioso con sus detalles y que todo tiene un sentido en sus obras. Si cada película conlleva un mensaje o una idea que nos quieren mostrar, todos los elementos jugarán alrededor de ello, y el color és solo una herramienta más. Con esto no espero que miréis las obras como detectives para entender los detalles xD. Sinceramente, lo mejor es ver una película para disfrutarla, el resto ya vendrá...

Lilith, interesante observación la tuya sobre susurros del corazón : ). Lo primero que me viene a la mente a mí es que Seiji es la parte más serena del film (ya tiene claro que hará con su futuro...etc) y por eso sus tonos son más frios. El Blanco y el azul van ligados a la mente y el verde a la serenidad. Shizuku es lo opuesto(y por eso sus colores también son opuestos, mucho más cálidos). Ella tiene que centrarse y descubrir que es lo que quiere para su futuro y hacer este paso de adolescencia (ligada a la diversión y la vitalidad) hacia el joven/adulto.

Publicar un comentario en la entrada

¡Comenta!