miércoles, 2 de julio de 2014

Ya está aquí el tráiler de 'When Marnie was there', lo nuevo de Studio Ghibli

La nueva película de Hiromasa Yonebayashi se estrena el 19 de julio

Cuando apenas faltan poco más de 2 semanas para el estreno en Japón de When Marnie was there (Omoide no Marnie), por fin se ha desvelado hoy su primer tráiler:


El tráiler comienza en el minuto 0:50 del vídeo

En este primer avance que ve la luz (al menos para los que estamos fuera de Japón, ya que se lleva proyectando en los cines de allí desde el mes de abril) se puede dilucidar un pequeño cambio respecto al estilo de Studio Ghibli. Lo respeta, pero se percibe un tono distinto, tanto en el diseño de sus personajes (más refinados, por decirlo así) como en la atmósfera y los escenarios.


Se pueden apreciar constantes muy típicas del cine de Miyazaki, evidentemente una influencia innegociable para el director Hiromasa Yonebayashi, que se ha formado y ha aprendido la profesión junto a él en los últimos 17 años. Esto se nota, en estas primeras imágenes, sobre todo en la utilización del viento como muestra emocional importante y, de hecho, se ve algún primer plano de Anna azotada por el viento sobre su pelo que directamente bebe del estilo puro y duro del fundador de Studio Ghibli, y que hemos podido ver en multitud de sus películas cuando quiere remarcar un momento culminante. También vemos escenas calcadas a grandes obras de Ghibli, como la orilla bañando los pies de la protagonista Anna, idéntica a la secuencia de El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001) en la que la propia Chihiro ve cómo el camino de vuelta a su mundo ha sido cortado por un mar que antes no estaba ahí. Igualmente lo que parece un flashback de la infancia de Anna abrazando su muñeca nos remite a los míticos (e inquietantes) flashbacks de Nausicaä del Valle del Viento (Hayao Miyazaki, 1984).


Sin embargo, también hay peculiaridades. Para empezar, una protagonista rubia como es Marnie, inédito en la filmografía de Ghibli y poco frecuente en el anime "realista" en general, más que nada porque en Japón no abundan precisamente las personas con el pelo rubio (aunque los tintes han hecho mucho daño para según quién xD). Normalmente Japón identifica el pelo rubio con las personas extranjeras y lo refleja en su cultura del anime. Habrá que ver cómo encaja esto el film, que se desarrolla en la isla nipona de Hokkaido. 


Sí se nota eso que anunciaba en alguna entrevista estos días el joven productor Yoshiaki Nishimura acerca de que Omoide no Marnie es una película más sombría de lo habitual en el estudio. La ambientación es algo oscura y un tanto deprimente (esperemos que la película no lo sea, al menos no en un mal sentido xD) y está por ver cómo desarrolla eso Yonebayashi. De todas formas, se puede empezar a entrever que este director plasma una indefinible sensación de nostalgia, pesadumbre, como queráis llamarlo. Para mí Arrietty, su primera película, se definía por dejar una sensación un tanto triste, sin ser una película que estuviera marcada por el drama. ¿Puede estar definiendo con esta película su estilo? Habrá que verlo. Pero en principio es bueno que empiece a tener un estilo propio y deje algún sello personal, sin limitarse a fotocopiar el legado de Hayao Miyazaki e Isao Takahata, aunque los tome como referencia.


En cuanto al diseño y animación, confirma lo que se sospechaba con las primeras imágenes estáticas: la mano de Masashi Ando (un histórico de Studio Ghibli que ha vuelto 13 años después de su última aportación en El viaje de Chihiro) se nota, y mucho: un estilo más fino, que se conecta incluso más con un estilo que recuerda a los clásicos de los 70.


Ando, de 45 años, llegó a Ghibli en 1990 y permaneció en puestos importantes de diseño de personajes y animación hasta 2001 con la oscarizada película de Miyazaki. Después fue estrecho colaborador del tristemente fallecido Satoshi Kon y un pilar básico del éxito de Hiroyuki Okiura Una carta para Momo (2011). Según ha declarado recientemente, se marchó de Studio Ghibli porque le resultaba imposible trabajar con un Miyazaki que no admitía otra cosa que no fuera lo que él había imaginado para sus trabajos. De sobra es conocida la fuerte actitud y férreo control que ejercía sobre sus obras y que no todos los que han trabajado a su lado han podido soportar, aún reconociendo su genialidad como creador único y excepcional, que nadie pone en duda. Masashi Ando necesitaba alejarse de Ghibli para buscar otros retos profesionales.


Omoide no Marnie trata sobre Anna, una adolescente inadaptada y sin amigos que pasa sus vacaciones en una zona costera. Allí conocerá a la misteriosa Marnie, otra chica solitaria cuya presencia le genera una serie de sensaciones extrañas y de cierta familiaridad que no sabe descifrar. Ambas traban una amistad que, poco a poco, irá desvelando muchos más misterios de los que podrían prever.
La canción principal que se escucha en el tráiler es "Fine on the outside", de Priscilla Ahn. La banda sonora corre a cargo de Takatsugu Muramatsu


Si tuviera que definir mi impresión de este primer tráiler sería de ilusionante, aunque con reservas de cómo será capaz de desarrollar Yonebayashi una historia que se presenta emocionalmente compleja. Habrá que ver qué opinan los japoneses a partir del 19 de julio, pero la sensación es de que la película puede funcionar, por argumento y estilo.



______________________________________________







·   ·   ·


sigue en...




.

3 comentarios:

Neovallense dijo...

No suelo ver los tráileres, pero no he podido evitar mirar este. Por ahora las impresiones son positivas, se nota que el tono del film será más bien melancólico. Esperemos que Yonebayashi siga progresando con esta película y nos ofrezca un trabajo más que digno.

Saludos

Álvaro dijo...

A mí me da buenas sensaciones, pero tengo el recelo propio de un director como Yonebayashi, que tiene gran experiencia como animador, pero es la primera vez que "vuela" solo como director. Eso supone no tener a Miyazaki dándote la lata y diciéndote "esto es mejor así", ni escribiéndote el guión. Espero de verdad que Yonebayashi encuentre su propio estilo con 'Marnie', y que sea bueno y con futuro. Studio Ghibli necesita empezar a encontrar desde ya nuevas referencias.

Sinceramente, pienso que puede funcionar. Pero a ver qué pasa...

Un saludo!

Anónimo dijo...

Esta sera triste y todo lo que querais, pero aun no llega al nivel de la tumba de las luciernagas.... La compre la vi y despues de eso la deje aparcadita en un buen rincon para no verla nunca jamas

Publicar un comentario

¡Comenta!