sábado, 23 de noviembre de 2013

Hoy se estrena 'Kaguya-hime no Monogatari', lo último de Isao Takahata

'La leyenda de la Princesa Kaguya' llega a Japón con muchas expectativas

El proceso de creación de Kaguya-hime no Monogatari no da la impresión de que haya sido nada fácil. A Isao Takahata le ha costado perfeccionar su idea y siempre ha habido mucho secretismo con este film, que se llegó incluso a retrasar dos veces por problemas de producción. Pero bueno, la película por fin aterriza hoy en Japón, y con este impresionante tráiler de 6 minutos se daba a conocer estos días:




Ocho han sido los años de producción desde que se fraguó la idea hasta que por fin ve la luz en los cines. En ese tiempo, mil problemas: Desde la lenta escritura del guión a cargo del veterano co-fundador de Studio Ghibli, Isao Takahata, que tuvo que contar con la colaboración de Riko Sakaguchi para ello; hasta el desgraciado fallecimiento del productor impulsor del proyecto Seiichiro Ujiie, principal responsable de que Takahata volviera a dirigir la que, muy probablemente, sea su última película.




Todo esto pasando por dos retrasos (la película estaba prevista para 2012, se pospuso para estrenarse en julio de 2013 junto a Kaze Tachinu de Hayao Miyazaki, para finalmente volverse a posponer, con fecha final del 23 de noviembre de 2013, hoy); el sorprendente relevo en el compositor de la banda sonora original del film, que recayó finalmente en Joe Hisaishi, habitual de Miyazaki pero inédito con Takahata, sustituyendo a Shinichiro Ikebe, viejo conocido del director que, de la noche a la mañana, desapareció del proyecto sin explicación alguna; o unos storyboards que nunca parecían acabarse, lo que todo este retraso en conjunto ha llevado a la película a costar la elevadísima cantidad de 5 billones de yens (algo más de 37 millones de euros; unos 50 millones de dólares), convirtiéndola así en una de las películas más caras de la historia del cine japonés.




Hace unos días, en una entrevista, Isao Takahata decía al respecto: "Mientras estoy realizando la película yo no pienso en el dinero. El único problema es, cuando está completada, cómo recuperaremos los gastos".

En esa misma entrevista, el veterano director comentaba las peculiaridades de su obra: "Creo que hemos sido capaces de lograr nuestro objetivo de probar una nueva forma de expresión", dijo sobre el estilo de animación de Kaguya-hime no Monogatari, que incluye una forma de dibujo abocetado, con la inclusión de líneas de lápiz en los acetatos de animación finales.




"Quería crear ilustraciones que dieran la sensación de ser un boceto rápido, a lo que incorporé los planes de colorearlo que primero vinieron a mi mente. Quería aprovechar el poder de las líneas vigorosas dibujadas por los animadores, y sentí que la realidad se expresa mejor a través de bocetos, más que de dibujos detallados. Creo que los espectadores podrán sentir la autenticidad que se encuentra más allá de las líneas, estimulando su imaginación y agitando sus recuerdos", comentó Takahata.




El guión está basado directamente en la leyenda popular japonesa Taketori Monogatari (El cuento del cortador de bambú). Trata sobre una niña nacida del sesgo de un árbol de bambú, que cuando crece se convierte en una hermosa princesa. Sin embargo, ella rechaza a todos sus pretendientes, y decide volver a la luna de donde vino, con un escolta encargado de llevarla de vuelta a casa. Marta ya analizó a fondo, en nuestra sección Descifrando Ghibli, esta fascinante leyenda.


Escenarios de la película


La idea de llevar a la gran pantalla esta historia no es nueva para el veterano Isao Takahata, puesto que hace 50 años ya presentó el mismo proyecto para Toei Animation, y no se tuvo en consideración. Ahora, mucho tiempo después, el propio director se basó en su viejo guión para dar vida a la Kaguya que hoy se presenta de forma masiva en los cines japoneses.




Sin embargo, aunque el guión se ciñe al cuento clásico, Takahata añade argumento de cosecha propia para analizar los porqués de la historia y ampliar las explicaciones. "La luna es un lugar libre de problemas que es demasiado perfecto. Para la Princesa Kaguya, la Tierra es un lugar mucho más atractivo, debido a sus imperfecciones y al hecho de estar lleno de vida y color", explicaba el director.




La canción principal de la película es Inochi no Kioku (Memory of life), de Kazumi Nikaido. El cásting de voces protagonista es el formado por Aki Asakura como Kaguya, y que fue elegida por el "egoísmo" que transmite su voz, según contó. Completan el reparto principal Kengo Kora, el fallecido en 2012 Takeo Chii y Nobuko Miyamoto. La duración del film también ha llamado la atención: 137 minutos, la película más larga de la historia de Studio Ghibli, superando los 134 de La Princesa Mononoke.




Así pues, Kaguya-hime no Monogatari se presenta hoy en los cines de Japón con varios retos por delante: El convencer a la crítica (la primera ya ha sido muy positiva) y, sobre todo, llevar a mucha gente a verla, puesto que el alto coste económico que ha supuesto podría poner en peligro la estabilidad del estudio. Sin embargo, nadie duda de que la gente acudirá en masa ante tan esperado trabajo de un cineasta tan ilustre que llevaba 14 años sin estrenar largometraje, que traslada a la pantalla una historia muy popular, y que además es, con casi toda seguridad, su último trabajo.




Les toca disfrutar a los japoneses. Esperemos que pronto, al resto de los mortales.



_________________________________________________









································································································································


Generación GHIBLI sigue en:

  


.

5 comentarios:

Arc dijo...

La animación me ha parecido una delicia. Desconocía los datos de la duración y el coste de producción de la película, y me sorprende que tenga una duración similar a la de Mononoke. Siento curiosidad por verla.

Espero que Takahata haya quedado satisfecho con este trabajo y, sabiendo que muy probablemente sea el último, desearle mucho éxito.

Saludos.

Álvaro dijo...

@Arc:

En principio, por lo que decían sus compañeros en diferentes entrevistas, y él mismo, estaba bastante contento con el trabajo, incluso llegaban a comentar que sentía que era su mejor obra. Yo la espero con impaciencia y ojalá tenga suficiente éxito de crítica y público para que trascienda las fronteras de Japón y nos llegue, aunque parece complicado, al menos a las salas de cine...

Un saludo! ^^

Ifis dijo...

Hace pocos días me leí el libro. Me llamó la atención porque había visto esta historia en Shin Chan.
Me parece recomendable, es corto, y esa edición tenía una introducción muy interesante, además de notas al pie de página que resultaban útiles a la hora de entender el relato.
La película sin duda promete, con ese dibujo claro y simple, para contar algo profundo.

Álvaro dijo...

@Ifis:

¿Qué edición es? Si se puede preguntar ^^

La leyenda en sí es muy interesante, y parece que Takahata profundiza en ella e incluso se atreve a explicarnos más de lo que lo hace la original (aunque tiene muchas variantes). Prometer, promete mucho y parece que a la gente en Japón le está gustando. Aún así, es un tipo de película y de historia que no es fácil que traspase fronteras, pero ojalá nos llegue como mínimo en formato doméstico.

Por cierto, yo también soy de los que ha conocido muchas cosas de la cultura popular japonesa a través de 'Shin-chan' xD para que luego digan :-P

¡Un saludo, gracias por el comentario! ^^

Ifis dijo...

Perdona por responder tan tarde.

Título: El cuento del cortador de bambú / edición y traducción de Kayoko Takagi ; prólogo de Mario Vargas Llosa
Edición: 1ª ed.
Lugar/Editorial: Madrid : Cátedra, 2004
Descripción física: 266 p. ; 15 cm
Colección: Letras Universales ; 370
ISBN:
84-376-2183-6

Publicar un comentario

¡Comenta!