martes, 16 de junio de 2015

Yoshiaki Nishimura, productor de Ghibli, lanza una nueva compañía: Studio Ponoc

¿Un paso más hacia la disolución de Studio Ghibli o un tiempo muerto?

Yoshiaki Nishimura llevaba ya varios años aprendiendo directamente del histórico productor y ex-presidente de Studio Ghibli, Toshio Suzuki. De hecho, ya había realizado la labor de máximo responsable en la producción de las dos últimas películas del estudio: El cuento de la Princesa Kaguya (2013) y Cuando Marnie estuvo allí (2014). Se postulaba claramente como el sucesor natural del propio Suzuki. Ahora ha sorprendido a todos lanzando un estudio propio. Y ya tiene un primer proyecto anunciado.


Studio Ponoc es el nombre elegido para la nueva compañía encabezada por Nishimura, que está registrada desde el pasado 15 de abril, aunque no se ha sabido hasta ahora. Esto no hace otra cosa sino alimentar las sospechas sobre la difícil situación de Studio Ghibli y su continuidad, que junto al silencio oficial que se guarda desde que se anunciara su paralización en la realización de largometrajes, y el desmantelamiento de todo su equipo fijo de animadores hace ya casi un año, lo encaminan hacia un destino bastante oscuro, pese a algunas declaraciones posteriores que abogaban por la búsqueda de mejores formas de amortizar económicamente el funcionamiento de Ghibli tras la retirada del sustento de la compañía, Hayao Miyazaki.

El hecho es que ahora Nishimura monta un estudio propio. Pero esto viene precedido por el abandono del director Hiromasa Yonebayashi, el distanciamiento de Gorô Miyazaki y de las ya sabidas retiradas de Suzuki y Miyazaki, junto a lo (poco) que pueda dar de sí Isao Takahata, que va a cumplir 80 años y que, al menos, lejos de anunciar su retirada, en sus últimas declaraciones apuntaba a su disposición para hacer, quizás, algún otro proyecto.


Todo esto solo admite una realidad: Studio Ghibli está realmente parado (estos movimientos no hacen pensar que estén preparando un regreso, desde luego) y los profesionales ligados a su pasado, su presente y su futuro están dando pasos encaminados a ejercer su actividad profesional en otros lugares.
Lo de Nishimura es especialmente significativo, pues si en Studio Ghibli estuvieran teniendo alguna actividad interna, sería una persona fundamental ahora en el actual esquema organizativo de la compañía. Por supuesto, no se puede descartar nada. Pero la creación de un estudio nuevo tiene implicaciones serias sobre su alejamiento.


Studio Ponoc ha nacido con un primer trabajo a la vista: Summer Train!, una campaña publicitaria de piezas animadas de 30 segundos, realizadas por otro histórico de Ghibli, Yoshiyuki Momose. La música correrá a cargo de Yugo Kanno, y se estrenará a principios del mes de julio. El próximo 20 de junio tendremos un primer avance.
La protagonista de la campaña es una familia formada por seis personas (que representan a tres generaciones de edad) y que deciden viajar en tren durante el verano.


Llevamos ya varios meses viendo este tipo de movimientos y anuncios de gente importante relacionada con el futuro del estudio. El optimismo (y el sentido común) siempre me han llevado a pensar que es muy improbable que Studio Ghibli muera simplemente así, sin más. Un nombre tan grande en el mundo de la animación, con gente ampliamente adiestrada durante los últimos años para un futuro sin Hayao Miyazaki, parece imposible que, de algún modo, no salga adelante (luego, que fracasen o no en la continuidad, ya es otra cosa). Pero lo que estoy percibiendo es, quizás, cierta dejadez o falta de voluntad en querer solucionarlo en un límite de tiempo más o menos razonable. O falta de comunicación en ese sentido.


Ha pasado casi un año desde el anuncio de "cese temporal", y todo lo que se ha sabido es cómo se ha ido desarmando, poco a poco, la estructura de la compañía. Los anuncios oficiales apenas han sido exposiciones para el Museo Ghibli. Entre medias han pasado cosas muy importantes, como la nominación al Oscar de El cuento de la Princesa Kaguya, el estreno en Estados Unidos de Omoide no Marnie y, ayer mismo, una fecha tan señalada como es el 30 aniversario de la fundación de Ghibli. Ante todos estos eventos, no ha habido respuesta de ningún tipo.


Empiezo a pensar que quizás la verdadera voluntad de los que fundaron Studio Ghibli, especialmente la de Hayao Miyazaki y Toshio Suzuki, ante las dificultades y sin ver nada claro un futuro artístico digno del legado que se deja, sea el cerrar la marca y preservar su obra como algo que quedará ahí para la posteridad. Y que los que se han formado en el estudio, simplemente ejerzan su profesión en otras empresas.
Todo puede ser. Espero equivocarme.

[Actualización 17-6-2015] Tal y como cuenta Anime News Network, en el mes de marzo el sitio web de entretenimiento Otapol preguntó por qué Nishimura aparecía en la lista de conferenciantes para un seminario del AnimeJapan 2015 como "Productor de películas de animación" y no como "Productor de Studio Ghibli", que era su desempeño conocido más concreto. Studio Ghibli respondió que el productor estaba unido a Ghibli en ese momento, y para su intervención ya apareció como "Productor de Studio Ghibli".


Esto sería una mera anécdota si no fuera porque la misma Otapol ha preguntado recientemente a Studio Ghibli por la situación de Nishimura, a raíz de todo el caso de su nuevo Studio Ponoc. Lo que sorprende es la respuesta del departamento de relaciones públicas de Ghibli ahora, que indica que Nishimura fue miembro del estudio, y agrega que "dependiendo del trabajo (de animación) él ha ejercido tareas como productor, pero no sabemos sobre el futuro".
Dos consideraciones que llaman la atención: que hablen de Nishimura en pasado ("fue miembro"); y la indefinición ante el futuro, cuando tenían la oportunidad de desmentir (o confirmar) claramente en qué labor se encuentra el productor respecto a Studio Ghibli.


______________________________________________________








Mi vecino Miyazaki
Studio Ghibli, la animación japonesa 
que lo cambió todo




·   ·   ·
sigue en...





.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me duele en mi corazón que ya no pueda seguir tan bello estudio de animación, es una grandísima pena. :'(

Costy dijo...

Ya lo he dicho antes y lo mantengo, espero de corazón que el futuro de Ghibli sea lo que pones al final Álvaro, "sin ver nada claro un futuro artístico digno del legado que se deja, sea el cerrar la marca y preservar su obra como algo que quedará ahí para la posteridad", odiaría ver a Ghibli convertido en Disney, un gigante glotón insaciable de dinero con cero cariño y respeto hacia sus creaciones. Porque realmente creo que las empresas que destacan en algún momento no lo hacen por su Marca, las cuatro paredes que las albergan ni los vienes materiales que en ellas hay, lo hacen por personas sorprendentemente especiales que hacen de ellas empresas admirables y cuando esas personas tan especiales se van ya todo se va a la "#%%"# y yo no quiero eso para Ghibli. Gedo Senki, Arrietty, las amapolas, cat returns, para mi sólo tienen la marca Ghibli ya que en ellas no veo nada de la magia de un Totoro, Porco Rosso, Omohide Poro Poro, Chihiro y todas las maravillosas obras de esas personas realmente especiales que crearon el Studio Ghibli. Para una empresa tipo Disney un Isao Takahata no es rentable y se le manda a cambiar, una Ponyo es muy cara dibujada a mano 100% así hay que bajar costos con postproducción 3D y así de a poco se ensucia el legado, el nombre y todo el sueño de esos admirables hombres que la crearon.

Abrazote estrangulador para todos :).

Gina Theou dijo...

Very interesting concerns on the subject Alvaro, and quite interesting news about Nishimura.

I think we have to accept the fact that there can't be Ghibli without those 3 geniuses who were behind it.

There might be something similar, but never the same thing. As sad as it may be to all of us who trully love those animation films, it is how life is, and unfortunately in this case also nothing lasts forever.

Álvaro dijo...

@Anónimo (comentario 1):

Pues sí...

@Costy:

Siempre puede haber un punto intermedio... yo creo que un estudio con la filosofía de Studio Ghibli, aún sin Miyazaki, Takahata ni Suzuki, es muy necesario en el panorama actual de la animación. Incluso aunque el nivel solo les dé para hacer películas como 'Marnie' o 'La colina de las amapolas', creo que aportan algo y no tienen por qué manchar una intachable trayectoria anterior que siempre estará ahí para ser revisada y recordada.

@Gina:

As I said in the previous comment, I think Studio Ghibli still has things to offer and still have a philosophy needed in the world of animation. They never reach the level of Miyazaki or Takahata, and should not try, but there are people with much to contribute and a unique style that anyone outside of Ghibli has managed to capture.

Greetings, thank you!

Costy. dijo...

Lo entiendo Don Álvaro, pero prefiero que Studio Ghibli deje las pistas cuando aún está en lo alto y sea el Beatles de la animación, para que darle tiempo para que decaiga y se disuelva en la inevitable mediocridad, y esto no es ser pesimista, el siclo de vida de todo tiene una curva progresiva hasta que llega a su máximo y desde ahí inevitablemente decae hasta desaparecer, eso es parte de la naturaleza de todo, hasta de las empresas. Si hay buenos talentos sabrán salir a flote sin la necesidad de agarrarse del legado de Takahata y Miyazaki, (hasta es mejor para ellos no tener que llevar a cuestas el legado de los Maestros) porque alguien excepcional brilla por si solo y crea su propia mitología. Tienes a Katsuhito Otomo, Satoshi Kon, quizás todos estos chicos de los que nos hablas, que dejan la seguridad de Ghibli para hacer sus propios proyectos, sorprendan con sus historias y se hagan tremendos nombres por su trabajo, o quizás no, que se yo, pero personalmente prefiero que Ghibli sea recordado como la casa de Takahata y Miyazaki :).

Abrazatote estrangulador a Todos :)

PD: Se que los ejemplos de directores que te doy no son muy actuales, porque no estoy muy actualizado en eso, pero se que en el Japón actual sigue habiendo monstruos muy talentosos como los directores de las ultimas Appleseed, de la misma manera debe haber directores de calidad de géneros más cercanos a Ghibli :).

Álvaro dijo...

Entiendo tu argumento y, hasta cierto punto, lo comparto. Pero también veo que la gente es muy posible que no diera la misma oportunidad a nuevos creadores fuera de la marca "Studio Ghibli" que dentro de ella. Habría que valorar los pros y contras de utilizarla muy cuidadosamente. Pero, como todo, depende de las personas que lo manejen y si tienen tan claro el concepto de lo que quieren hacer como lo tenían Miyazaki, Takahata y Suzuki. Aparte de su talento, fue la perseverancia y el creer en su propio estilo cuando las cosas no les iban tan bien, lo que les hizo triunfar.

Un abrazo, Costy! :-)

Publicar un comentario

¡Comenta!