miércoles, 10 de abril de 2013

Y 'La Princesa Mononoke' llegó al teatro

La compañía británica Whole Hog Theatre estrenó por fin su proyecto con el apoyo de Ghibli

La noche del martes 2 de abril tuvo lugar el estreno de la adaptación teatral de La Princesa Mononoke por parte de la joven compañía Whole Hog Theatre en el teatro New Diorama de Londres, donde se representó su visión de la inmortal obra de Hayao Miyazaki hasta el pasado sábado 6 de abril.



Desde que en 2012 estos jóvenes emprendedores anunciaran su intención de llevar a las tablas la épica historia de Ashitaka y San, la expectación de los aficionados a Ghibli de todo el mundo se extendió por internet a toda velocidad y se demostró en la posterior ayuda que se prestó a la financiación del proyecto mediante un programa de donaciones en la web de Kickstarter. Por si fuera poco, las primeras entradas para el espectáculo se vendieron en apenas 72 horas y, cuando en febrero de este año volvió a anunciarse una nueva representación para el próximo junio, únicamente bastaron 5 horas para volver a llenar las salas.




Recientemente, esta compañía de Leamington Spa también obtuvo un importante reconocimiento en Japón donde sus miembros acompañaron al mismísimo Toshio Suzuki, ex-presidente y productor de Studio Ghibli, para anunciar en una rueda de prensa que a finales de este mes llevarían esta obra a los escenarios de Tokio durante una semana. Éste acontecimiento no puede pasar desapercibido, pues es la primera vez que Hayao Miyazaki aprueba personalmente una adaptación teatral de una de sus películas y, además, Joe Hisaishi también ha permitido el uso de su magnífica banda sonora.




El recorrido de estos jóvenes británicos en los últimos meses ha sido frenético, pero ya ha comenzado a dar sus frutos, pues a la mañana siguiente de su estreno ya se publicaba su primera crítica, la cual hemos traducido por su interés a la hora de definir los elementos técnicos que Whole Hog Theatre ha utilizado para recrear la sobrecogedora ambientación de La Princesa Mononoke. Sin duda, leerla es un pequeño paso para imaginarnos cómo ha debido de ser esta puesta en escena ^^

La que inicialmente fuera una película de animación japonesa muy respetada y popular del maestro Hayao Miyazaki, La princesa Mononoke, es hoy un ambicioso proyecto de la joven compañía, Whole Hog Theatre. Su historia es la de una fantasía épica que discurre entre clanes en guerra, bestias mitológicas y espíritus, mientras se traza la aventura del príncipe Ashitaka que es maldecido en una batalla con un monstruo y debe viajar al oeste para encontrar una cura. El viaje conducirá al príncipe a una ciudad productora de hierro y lo involucrará en una batalla entre los dioses del bosque que quieren proteger la naturaleza y los ocupantes humanos de la población que consume sus recursos.


La adaptación a los escenarios es una fiel reproducción de la película original, y es obvio que se ha dedicado mucho esfuerzo a llevar a cabo la producción. Presenta algunos obstáculos que superar en su adaptación con respecto a la representación de las bestias, espíritus y batallas. Los animales están representados por marionetas de un cuidado diseño y, algunas de las de mayor escala son controladas por tres de los actores. Su movimiento y control pueden resultar un poco elementales, pero demuestran presencia en el escenario. Las escenas de lucha son también impresionantes debido al peligro potencial que suscita la intimidad del espacio teatral mientras dos luchas a espada están teniendo lugar. Hay un buen uso de los movimientos de baile en algunas de las escenas para transmitir con eficacia las cuidadas emociones y el paso del tiempo. 

El pequeño escenario alberga un denso bosque en el telón de fondo en el que los músicos posan entre el follaje. El uso de la proyección sobre el conjunto otorga un sentido de ubicación, entorno, y de movimiento mientras que sirve de “guiño” al origen animado de esta producción. En una escena, un uso inteligente de la luz ultravioleta saca a relucir a todos los espíritus de los árboles que siempre han estado entre el conjunto que refleja su naturaleza. Todos los aspectos técnicos de la producción han sido bien estudiados e innovadores en su enfoque. 


La juventud del elenco ofrece una calidad animada a la producción y se aprecia la energía y un claro disfrute en sus actuaciones. Todos ellos han cumplido con tareas muy exigentes, ya que desempeñan múltiples roles  y también controlan las marionetas.
No obstante, la narración a veces puede diluirse entre todas las piezas del conjunto y entre el gran número de personajes secundarios implicados. No siempre está claro lo que está pasando en escena. Además, el uso de los nombres japoneses puede resultar  fiel a la obra original, pero una traducción habría sido más fácil para que la audiencia pudiera seguirla, especialmente con los nombres que son a veces descriptivos y significativos para los hablantes japoneses. Esto podría ser de ayuda para dotar de algunos antecedentes a los personajes, pero, sin duda, afectaría al ritmo de la obra. De todos modos, esto puede resolverse poniéndose al día con la película de animación después del espectáculo.  

Ésta es una producción ambiciosa e innovadora de una compañía de teatro joven que, verdaderamente, no tiene miedo de enfrentarse a grandes retos. En gran medida ha tenido éxito en  lo relativo a los aspectos técnicos de la producción, especialmente teniendo en cuenta su presupuesto y recursos. Es, definitivamente, una compañía de teatro que se ha de tener en cuenta en el futuro. 

Crítica escrita por Christopher Hong. Fuente original (en inglés) aquí




Esta pasada semana, Whole Hog Theatre ha estado dando vida a los personajes de La Princesa Mononoke de un modo que no éramos capaces de imaginar hasta hace muy poco. Aunque, de momento, y tal y como afirman en su cuenta de Twitter, no tienen planeadas más representaciones más allá de las próximas en Londres y las que tendrán lugar en Japón, confiamos en que sigan cosechando buenas críticas para, quizás, poder ampliar sus fronteras y viajar con esta adaptación por Europa (puestos a soñar... ^^). De todas maneras, lo que ya es innegable es que el talento de esta compañía teatral puede dar aún mucho de qué hablar, así como que iniciativas de este tipo enriquecen el imaginario de Studio Ghibli, que ya viaja siendo recreado en distintas artes.




Fotos de Whole Hog Theatre, vistas en su Facebook



______________________________________________









································································································································


Generación GHIBLI sigue en:

  

.

4 comentarios:

Ylenia dijo...

Aish, soñemos todos a ver si les apetece darse una vueltecilla por Europa y dejarse caer a España. *-*
Obviamente, me gustaría ver cómo se han montado la adaptación al teatro... Aunque eso de que sigan manteniendo los nombres en japonés... Yo he visto la película, pero para quien no la ha visto, quizás le cueste algo, no sé, es cierto que podrían haberlos traducido. ^^

¡Gracias por la noticia y un abrazo! ^^

Álvaro dijo...

@Ylenia:

Más que cuestión de apetencia, supongo que será cuestión de que haya otros países interesados en que se represente su obra y les ofrezcan las condiciones adecuadas. De momento, su éxito en Londres y el hecho de que el propio Studio Ghibli les lleve a Japón, son muy buenas noticias.

Gracias a ti por comentar :-)

Sayuri dijo...

En Marzo estuve en el Museo Ghibli y me quedé alucinada cuando ví la publicidad de esta obra, no sabía nada sobre ella! Guardo la hoja que cogí como oro en paño, y espero que se decidan a realizar más funciones de la obra.
Si llego a saber lo de las funciones en Londres hubiera pillado entrada y vuelo, Mononoke Hime es mi película de Ghibli preferida :(

Álvaro dijo...

@Sayuri:

La verdad es que fue complicado hacerse con una entrada, ya que, como comentamos, se agotaron a las 5 horas de ponerse a la venta.

Supongo que seguirán representándola más adelante, ya que están teniendo éxito y encima cuentan con el apoyo oficial de Studio Ghibli, lo que les abrirá también muchas puertas.

Publicar un comentario

¡Comenta!