sábado, 27 de marzo de 2010

Un ohmu que está para comérselo

Rico, rico... ¡y con fundamento!

Todo el que haya visto la película Nausicaä del Valle del Viento de Hayao Miyazaki o en su defecto leído el manga, conocerá de sobra lo que es un ohmu, estos enormes insectos de caparazón casi indestructible que pueblan el mundo post-apocalíptico devastado por los gases tóxicos creado por el director.


Pues bien, ¡es hora de comerse a un bichejo de estos! Al menos eso debió pensar el autor de la extravagante idea de dar forma de ohmu a su comida. Y no solo eso, sino que sus ohmus comestibles cambian de humor como en la película: Sus ojos pueden ser rojos de odio o verdes de paz... ¡hasta pueden ser cazados por arpones! Sino lo creéis mirad SU BLOG (en japonés).

El "salvaje" plato está cubierto por una tortilla como caparazón. Los ojos son tomates cherry y los tentáculos que sobresalen son brotes de soja.

Su interior no tiene desperdicio: Lejos de aglutinar seres humanos despedazados por introducirse en la zona contaminada, este ohmu lo que tiene es una base de arroz, aderezada con pechuga de pollo, media cebolla troceada, algo de maíz dulce, mantequilla, tres cucharadas de salsa de tomate y un poco de consomé.


Mejor que si os da por sorprender a la familia con este "miyazakiano" plato sigáis la receta original de ESTE BLOG, que aunque está en japonés lo explica perfectamente a través de las fotografías (y siempre podéis ayudaros con un traductor web).

¡Buen provecho!


Esta entrada la cociné gracias a Gigazine


2 comentarios:

Salva Navarro (Visual) dijo...

Anda, pues curiosa receta, la mar de original, y encima no creo que haga falta ni traducirla (con hacer la tortilla, el relleno y el "decorado" queda igual)...lo mismo me animo, pero la gracia va a ser cuando la family lo vea y diga "esto que es, una cucaracha??"...como si lo estuviera viendo vaya xD

Un saludo!

Endless dijo...

Umm! Qué buena caraa! Lástima que a mí siempre se me rompan las tortillas, que sinó, allá que iba a preparar un Ohmu!

Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

¡Comenta!