martes, 22 de noviembre de 2011

Así fue el Salón del Manga de Barcelona 2011... y Ghibli

El stand de Aurum, la presencia de Cécile Corbel, su concierto...


Escrito por Marta García para Generación GHIBLI

En un Salón del Manga la sensación de hermandad colectiva es lo que más se disfruta. Sabes que las novedades de todo aquello que te gusta estarán ahí, que la gente que comparte tu mismo espacio también tiene en común tus aficiones y tus intereses y que, muchas veces, el hecho de llevar un mismo cosplay te acerca a nuevos amigos y te brinda sonrisas. Si a todo esto le añadimos el hecho de que no hablamos de un Salón cualquiera, sino del Salón de Barcelona (que son palabras mayores) y que en su XVII edición nos ha brindado grandes atenciones a los fans del Estudio Ghibli, podemos afirmar que el asistir ha merecido la pena.



Me gustaría comentar lo que viví allí desde la perspectiva más humana, personal y subjetiva que pueda. Al fin y al cabo, crucé la península para disfrutar de todas las sensaciones que he descrito arriba, pero no pude asistir a todos los eventos que hubiera querido presenciar. Por este motivo, mi visión sobre el Estudio Ghibli en este Salón no será, ni mucho menos, completa, pero sí reflejará que escribo desde la ilusión y el recuerdo de una experiencia vivida.

Mi novio y yo volamos desde Málaga temiendo que los pronósticos de lluvia nos ahogaran nuestro paso por el Salón, pero a veces la suerte te sonríe sin motivo y, verdaderamente, en los días que duró este evento disfrutamos de un tiempo bastante mejor que el que temíamos. He de mencionar que únicamente pudimos ir a dos de los cuatro días en los que tenía lugar, pero confío en poder dibujar una visión general de lo que allí vimos.


··· ESPERA E INCONVENIENTES DE ESPACIO


A todos aquellos que nunca hayáis ido al Salón de Barcelona y estéis deseando hacerlo os recomiendo, en primer lugar, paciencia. El primer día que fuimos (que también coincidía con el día de apertura) tuvimos que guardar cola durante más de media hora para poder entrar. Aun así, soy consciente de que esto no es un gran problema, ya que la diversión está asegurada mientras esperas y haces fotos, charlas o simplemente miras a tu alrededor. Por ejemplo, recuerdo que en la cola vimos a una excelente cosplayer de Nausicaä a la que no le faltaba ni el detalle del peluche de Teto en el hombro, así que, si no te dejas llevar por los nervios, en la cola de entrada puedes pasar un buen rato. Además, me consta que habían habilitado varias taquillas de venta y que la gente entraba de manera ordenada… Sí, podría haber sido peor.



Sin embargo, ser paciente es más complicado cuando cruzas la entrada del Salón el PRIMER día. El sábado había tal concentración de gente que se hacía difícil comprar, pasear y mirar expositores sin tener que dar codazos a tu alrededor. Sin embargo, los asistentes sobrevivimos al intento con un poquito de paciencia. Al parecer, éste ha sido el último año en el que el Salón del Manga se celebra en La Farga, ya que el año que viene será trasladado a La Fira de Barcelona, un recinto de mayores dimensiones. Confiamos, pues, que en el futuro pasear por el Salón no sea tan estresante.


··· EL STAND DE AURUM Y STUDIO GHIBLI


Si nos detenemos en lo que nos interesa, señalaré que este año, en comparación con otros, he visto mucho merchandising del Estudio Ghibli, en especial de Mi Vecino Totoro: cojines, libros, calendarios, peluches, billeteras, figuras… Sin embargo, también he de mencionar que había bastantes copias de baja calidad, por lo que recomiendo especial atención a la hora de comprar. No obstante, también es cierto que algunas eran muy buenas, lo que resulta una opción económica y gratificante. Os lo dice alguien que se compró una preciosa figura-calendario de Mei y el Gatobús por 25 € habiendo visto anteriormente la misma original por cerca de 70 €. Por este motivo, recomiendo precaución a la hora de “volvernos locos” y comprar merchandising en un Salón tan grande como el de Barcelona. Es conveniente mirar varios expositores y contrastar precios y calidad antes de comprar.


Cuando encontramos el expositor de Aurum nos emocionamos mucho. Era la primera vez que lo veía y, aunque era pequeñito, tenía mucho encanto, ya que estaba decorado con pósters de Arrietty, Ponyo en el acantilado, Porco Rosso o La Princesa Mononoke que se vendían a 3 € y, además, continuamente proyectaban películas del estudio como El castillo en el cielo y El castillo ambulante. Allí podíamos encontrar la esperadísima banda sonora de Arrietty y el mundo de los diminutos (compra imprescindible si queríamos la firma de Cécile Corbel), packs de películas muy interesantes con un póster de regalo, y ediciones especiales a un precio muy interesante. En nuestro caso, nos compramos la de La Princesa Mononoke (la que, hasta ese momento, era la joya que faltaba en nuestra colección) por 15 €. Por otra parte, señalo que el expositor contaba con varias dependientas, por lo que era muy fácil y cómodo que te atendieran con tranquilidad y respondieran a tus preguntas.


Para concluir con respecto al merchandising y a las películas del Estudio Ghibli que podíamos encontrar en el Salón, he de señalar que me agradó muchísimo ver tantos ejemplares de El viaje de Chihiro en uno de los expositores. Esta película, sin duda mi favorita y a la que tengo un especial cariño, podíamos encontrarla en la edición Special Deluxe junto con La tumba de las luciérnagas y en la edición especial de Jonu Media a 10 €. Verdaderamente, si yo no la hubiese adquirido hace ya unos ocho años, no la habría dejado escapar.


··· ¡COSPLAY!


Si el primer día que fuimos al Salón la estancia allí fue un tanto agobiante por la masificación del recinto y las prisas por intentar ver todo, nuestra segunda y última visita fue muy especial. El lunes era el día del Cosplay, lo que significa que si acudías disfrazado de manera integral entrabas gratis y sin esperas ni colas. Estos motivos, además de lo gratificante que resulta lucir un cosplay, eran más que suficientes para que cambiáramos nuestros rostros por los de Nicky y Sin Cara (ver primera foto de la entrada) y nos subiéramos al metro, aunque no rumbo a Fondo del Pantano, precisamente… ;-)



Este día sí pudimos pasear tranquilamente y ver bien todos los expositores, los talleres y las exposiciones, ya que había menos asistentes que el sábado, aunque seguíamos siendo muchos. Allí disfrutamos muchísimo intercambiando fotos con otros cosplayers e incluso tuvimos un encuentro muy agradable con una San y un Ashitaka muy bien caracterizados. Lamentablemente, el almuerzo nos coincidió con la presentación de novedades de Aurum y la charla de Cécile Corbel y no pudimos asistir, pero sabíamos que no nos perderíamos el concierto ni las firmas de discos por nada del mundo. Nuestro plan era ver el Concurso de Cosplay y disfrutar del concierto, que sería justo después.


··· LOS REPORTEROS JAPONESES


Al llegar al Salón de Actos nos encontramos con que teníamos que esperar unos veinte minutos para entrar, ya que el recinto estaba lleno. No obstante, vuelvo a alabar el correcto papel del personal y de los guardias de seguridad que se dedicaban a organizar los huecos para que cupiésemos todos. Gracias a ellos, pudimos entrar relativamente pronto. A modo de anécdota, es preciso que relate cómo fuimos abordados por unos periodistas japoneses que nos vieron haciendo cola. Nosotros dos quisimos pasar un poco desapercibidos y evitarlos, pero cuando una persona lleva puesta una máscara de Sin Cara y otra tiene un enorme lazo rojo en la cabeza necesariamente se destaca un poco ^^U.


La reportera japonesa, menudita y bastante mona, nos vio y se acercó a nosotros dos muy emocionada. Como hablaba japonés sólo pude entender que nos había identificado, ya que a mi novio le llamaba “Kaonashi” (Sincara) y a mí “Kiki”. A continuación, nos preguntó en un inglés muy forzado si nos gustaba el Estudio Ghibli, a lo que les respondimos, que sí, que muchísimo. Ellos dijeron que les agradaba que el estudio tuviera tantos seguidores en nuestro país, ya que en Japón lo aprecian muchísimo. Para terminar, le pidieron a mi novio que se pusiera la máscara de Sincara y se divirtieron muchísimo cuando vieron su parecido con el personaje. En fin, este hecho tan anecdótico no hace más que evidenciar lo mucho que los japoneses aman al Estudio Ghibli. Me pregunto si habremos salido en algún rincón de la televisión japonesa…


··· EL CONCIERTO DE CÉCILE CORBEL


Por desgracia nos perdimos parte del concurso debido a la espera en la cola (aunque gracias a eso conocimos a nuestros reporteros japoneses ^^) pero sí pudimos disfrutar del resto de las actuaciones sentados cómodamente. He de señalar que en la segunda mitad del concurso no vimos ningún cosplay del Estudio Ghibli, aunque nos divertimos mucho. Sin embargo, cuando terminó, distinguí entre los espectadores un lazo rojo de Nicky, lo que me hizo muy feliz.


Entonces llegó el momento que todos habíamos estado esperando. ¡El concierto de Cécile Corbel estaba a punto de empezar! Ciertamente, mucha gente abandonó el recinto y nos quedamos para presenciarlo menos de la mitad de los asistentes al concurso, lo que me entristeció un poco. No obstante, al final la sala se llenó un poco más y por doquier se escuchaban comentarios emocionados acerca del trabajo de Cécile. Fue una espera muy mágica y bonita.

Aun así, he de criticar algo y lo haré con todo el respeto del mundo. La mayor parte de los asistentes al concierto se pusieron de pie y se agolparon en las primeras filas. Esto provocaba que no se pudiera ver nada si permanecías sentado, lo que nos obligaba a todos a levantarnos también. Es irónico, ya que teniendo un recinto enorme en el que sobraba la mitad del espacio, todos tuvimos que apretarnos de pie para alcanzar a ver algo. Nosotros protestamos y nuestras quejas se vieron reforzadas por silbidos y gritos para que el resto se sentara en el suelo, lo que, sin duda, nos hubiera permitido a todos ver a Cécile con mayor comodidad. Desgraciadamente, la excelente organización que hubo para el espacio en el concurso de Cosplay fue muy deficiente en el concierto y dio paso a un mar de protestas en vano, ya que, al final, todos tuvimos que estar de pie sin ver bien porque no conseguimos llegar a un acuerdo. Una pena.





Entonces llegó ella con su precioso y sencillo vestido rojo y el arpa que susurraba melodías de ensueño. Comenzó con Arriety’s song y, aunque tuvo que hacer frente a problemas técnicos nada más empezar, supo estar en su sitio, disculparse y procurar que no afectara al resto de su concierto. Nos dedicó un concierto corto, eso es cierto, pero mágico y envolvente simplemente con su voz y el arpa. Cada canción la acompañaba de una pequeña charla acerca de cómo se inspiró y qué simbolizaba la melodía, lo que resultó particularmente enriquecedor para todos los que admiramos su trabajo y la película de Arrietty. Entre las piezas que interpretó se encontraban:

-  A Different World: Una canción inédita que inicialmente iba a ser el tema principal de la película. Posiblemente decidieron cambiarla por Arrietty’s song por su tono más pesimista y triste, pero es una pieza preciosa y evocadora que refleja la dualidad Sho/Arriety: “We are so alike and so different”. VER VÍDEO

-  Sho’s Lament: Una de mis piezas favoritas, ya que es una clara representación de la melancolía inicial de Sho, quien, por cierto, también es mi personaje predilecto en la película. VER VÍDEO

-  The Wild Waltz: Según dijo ella misma en el concierto, quiso obsequiarnos con esta melodía y la escogió de entre todas las instrumentales. Una maravilla escucharla en directo. VER VÍDEO

-  Our House Below: Quizá una de las canciones más entrañables y alegres de la banda sonora y que hace referencia al hogar y a la familia de Arrietty.




-  Arrietty’s Song: A modo de disculpa por los problemas técnicos del principio, Cécile nos dedicó el tema de Arrietty para cerrar el concierto, pero esta vez, en francés. VER VÍDEO


Nuestra sensación general tras el concierto fue que habíamos disfrutado de una pequeña joya brillante y delicada. Abandonamos el recinto con prisas por conseguir un número para la firma de discos pero en nuestros corazones aún resonaba la envolvente arpa de Cécile Corbel.



Concluiré esta visión del XVII Salón de Barcelona con la experiencia de esta firma de discos. Una vez más, nos enfrentamos a una espera de casi media hora, pero particularmente tuvimos mucha suerte, ya que llegamos al expositor de Aurum con tiempo de ser unos de los primeros privilegiados en recibir su disco firmado. Allí nos dieron nuestro número y esperamos pacientes y agotados, pero muy felices al fin y al cabo. La firma fue muy rápida, pero Cécile, gentil y correcta, permitió que me hiciera un par de fotos con ella y adornó su firma con un sencillo dibujo de motivos florales. Una vez más, he de decir que esto sí estaba bien organizado por parte de Aurum, ya que la cola se mantuvo uniforme y avanzando con rapidez y tranquilidad.

Finalmente, considero que sólo queda afirmar que me siento profundamente agradecida de haber experimentado en primera persona el excelente trabajo que se está haciendo en nuestro país por extender la obra del Estudio Ghibli. Hace años ya se podría considerar un milagro tener los escasos cuatro DVDs que existían, pero ahora tenemos cada vez más posibilidades de disfrutar de sus películas además de merchandising  y eventos como los organizados por esta XVII edición del Salón del Manga de Barcelona. Nosotros disfrutamos muchísimo esta experiencia y confiamos en poder seguir comprobando año tras año que España apuesta por los sueños que Miyazaki, Takahata y todos los miembros de Ghibli, nos regalan mediante su trabajo.





Todas las fotos y texto son de Marta García. Los vídeos fueron grabados por los compañeros de Ramen Para Dos.


.

5 comentarios:

Gaxus dijo...

Mi más sincera enhorabuena por este blog. La entrada sobre el Salón del cómic de Barcelona está muy completa, porque es cierto que aunque sea un fanático del mundo del anime y de Japón en general, el primer día en el salón fue poco menos agobiante, pero finalmente nos lo pasamos como críos viendo esos maravillosos cosplays danzar de un lado a otro mientras observaban impresionados todo el merchandising habido y por haber.
En definitiva, un lugar al que no puedes faltar si estás por Barcelona.
Firmado: El Sin Cara de las fotos ^^

Álvaro dijo...

Gracias a ti y a Marta por colaborar, contar y poner cara a este Salón del Manga, me encanta la foto en el metro :D

Patrick'sp dijo...

Me habría encantado ir u.u

¡En el III Salón del Manga de Murcia también habían un montón de ejemplares de El viaje de Chihiro! Me hice con uno, por supuesto.

Samuel López dijo...

Es muy interesante y muy completa esta entrada. Lástima no haber podido estar ahí.

Maria dijo...

¿Cuando es el próximo Salón del Manga de Málaga?

Publicar un comentario

¡Comenta!